Comscore

CONFESIÓN

Amalia Granata contó que se ligó las trompas de Falopio: "El embarazo de Roque ya había sido difícil"

La periodista y legisladora santafesina de 40 años contó que se operó para no volver a ser madre, en una decisión consensuada con su pareja, Leo Squarzon.
-Amalia Granata-

Amalia Granata admitió que se ligó las trompas de Falopio y contó cómo fue ponerse de acuerdo con su pareja, Leo Squarzon, para realizarse esa operación.

La legisladora santafesina de 40 años se hizo ligar las trompas para asegurarse de no volver a ser madre tras dar a luz a Uma, de 13 años de edad, y Roque, de 4.

“En febrero me operé, me ligué las trompas. La verdad que es una decisión que me costó, porque queríamos seguir agrandando la familia. Después de Roque buscamos casi tres años. Un tercer bebé para mí sería un segundo para Leo (su pareja), pero no llegó. Y la verdad que, con 40 años y tanto trabajo, tenía temor en relajarme y pasada cierta edad, para la mujer es un poco más difícil llevar un embarazo”, comenzó Amalia en "Los ángeles de la mañana", El Trece.

LEER MÁS: Ángel de Brito contó otra separación tras 27 años de matrimonio: “Ahora están viviendo dentro del mismo barrio”

Y siguió: “El embarazo de Roque ya había sido difícil, a los seis meses estuve internada con una infección en los riñones. Roque nació un mes antes porque estaba enredado en el cordón y empecé con contracciones, así que me tuvieron que hacer una cesárea de urgencia. Por precaución, lo hablamos, pero la verdad que me hubiese encantado tener uno o dos niños más. Pero Dios así no lo quiso, por algo será”.

“Es importante esto que decís, porque no muchas familias se animan a tomar la decisión de cerrar las puertas y no volver a ser papás”, comentó Ángel De Brito.

“Es una cuestión mía. Quizás quedaba embarazada a los 42 años y estaba todo bien. Pero no quiero correr el riesgo de tener un embarazo con riesgo, en el que corra riesgo mi bebé, preferí hablarlo con mi pareja”, manifestó Granata.

Y reconoció: “Y... él no quería. Hasta último momento, hasta la noche anterior de la operación, intentar para ver si venía el hermanito, pero yo no me podía arriesgar a poner en riesgo a un bebé y a todo lo que implica. Yo estoy trabajando mucho y casi no estoy en mi casa. Así que ya está, tengo 40, me parecía lo más sano y quedarnos tranquilos con esta decisión, que fue difícil”.

“Creo que sería una cuestión un poco egoísta, porque hoy hay muchas familias que no tienen ningún niño, que están esperando adoptar. También pensé en adoptar un niño más grande, pero eso requiere mucho de mi tiempo, y yo no estoy en mi casa. No podría adoptar un niño de 8 o 10 años y que me lo críe la persona que trabaja en mi casa. Me gustaría estar yo presente y no lo puedo hacer, así que, por el momento, no”, cerró Amalia al ser consultada si adoptaría en un futuro.

LEER MÁS: Guido Süller​ habló del abuso que sufrió cuando tenía 12 años: "Me marcó bastante"

-Amalia Granata-