viernes, 13 de julio de 2018
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Abogado de Federico Bal: "Quedó absuelto pero la causa fue rara, muchas cosas no quedaron claras"

Ignacio Giovanettoni, abogado del actor, puso en manifiesto su disconformidad por cómo se llevó adelante la causa por la que Fede estaba involucrado por licencias de conducir truchas en Mar del Plata.

Por Luciano López L. / lopez.luciano@primiciasya.com / @lucianolopez25

Federico Bal fue absuelto por el Tribunal Oral Criminal N° 2 en la causa por las licencias de conducir truchas en Mar del Plata que estaba involucrado. Otros imputados fueron condenados.

Juan Ignacio Giovanettoni, abogado del actor, dialogó en exclusiva con PrimiciasYa.com y dejó su conclusión de esta resolución de la Justicia.
Embed

Tiempo al tiempo

Una publicación compartida por Federico Bal (@balfederico) el


"Federico fue absuelto. Estamos conformes en cuanto lo que le compete a Federico pero no estamos para celebrar en razones de que es evidente que su presencia ahí se debió a la mediatez que tiene él y su figura para darle trascendencia a esta causa", comentó el letrado.

"Cuesta creer que una sentencia de 500 páginas se haya realizado en cinco días, que fue el tiempo que tuvo el Tribunal para escribirla. Es raro, como que ya estaba todo hecho, más allá de que Fede fue absuelto la verdad que no está bueno cómo se dieron las cosas en cuanto al uso del código procesal".

"Se transgredió muchísimo de los márgenes del derecho, muchas cosas que no quedaron claras y temperamentos por parte del fiscal que todavía no entendemos por qué se dieron de ese modo", argumentó.
Embed

"Más allá de que Federico fue absuelto, tanto mi equipo como yo, como todos los abogados velamos por el cumplimiento efectivo de la ley y velamos por el respeto de las instituciones. Y en estas situaciones y en el derrotero que tuvo el juicio hemos visto que no se ha dado de ese modo. No obstante eso, la buena noticia es para Federico en sí que quedó absuelto", finalizó Giovanettoni.
Embed

Calma, paciencia. Todo se termina acomodando. Siempre.

Una publicación compartida por Federico Bal (@balfederico) el