Comscore

20 DÍAS DESPUÉS

Pity Álvarez sobre el escandaloso show en Tucumán: "Fui estafado y engañado"

El cantante, de 45 años, decidió hablar en forma pública por primera vez tras su fallido recital en la provincia del Norte.

"Pity" Álvarez, cantante de Viejas Locas, manifestó hoy sentirse "estafado, usado y engañado" en su último show en San Miguel de Tucumán -cuya suspensión derivó en que un grupo de fans prendiera fuego el escenario- y se desligó de responsabilidad por la no devolución de las entradas al público, que atribuyó al productor del espectáculo.

El cantante, de 45 años, decidió hablar en forma pública por primera vez tras su fallido recital del sábado 7 de abril en el club Argentino del Norte y resolvió hacerlo a través de una carta escrita que le envío a la agencia Télam.

"Al regresar de Tucumán no tuve dudas que fui estafado, usado y engañado. Estuve varios días en la cama sin ganas de salir, escuchar ni ver a nadie; con una angustia, impotencia, depresión, no sé, un sentimiento que no puedo explicar con palabras", explicó.

"Me llevó este tiempo poder salir de esto y ahora que estoy mejor, quiero decir que si en alguna forma soy culpable, fue por ser tan ingenuo y confiar tanto en las personas", cerró el músico.


El pasado 7 de abril, el ex Intoxicados debía presentarse con la nueva formación de Viejas Locas en el club Argentino del Norte, en la capital tucumana y demoró seis horas en subir al escenario. A la hora que el show debía empezar, las 23 de esa noche de sábado, el cantante aún se encontraba en Buenos Aires. Por la madrugada viajó en un vuelo charter junto al productor y, antes de hacerlo, le envió un video al público que aguardaba por él en el club tucumano para que tuvieran paciencia y lo esperaran dos horas más. Sin embargo, al llegar al lugar, Álvarez se encerró en el camarín en aparente disconformidad con el arreglo económico. Vale aclarar que no hubo ningún contrato entre las partes, sólo un acuerdo de palabra, como contó días después Salinas.

Pasadas las 5 de la mañana y tras llevar una hora en las instalaciones de Argentino del Norte, el líder de Viejas Locas salió al escenario. La furia de un sector del público hizo blanco en el músico, a quien arrojaron todo tipo de objetos. Álvarez se retiró rápidamente del escenario y minutos más tarde los fans más violentos incendiaron la torre de sonido, provocando la destrucción total de las consolas de sonido y todo el equipamiento técnico.