Comscore

EN LAS REDES

Tachan de acosador al chef Colaso Bo y él responde

"Hay que tener cuidado en tirar esas ofensas gratirolaité", pidió el ex jurado de MasterChef Paraguay.
Colaso Bo

Con su esposa y su hijo a su lado, el chef Colaso Bo grabó un video para sus seguidores de Twitter contando una anécdota que acababa de vivir:

“Les voy a contar algo simpático. Recién salimos de La Trattoria. Yo venía en una motito y la flaca venía manejando su camioneta. Yo le dije ‘yo te sigo y nos vamos a casa’. En el semáforo, como yo no puedo estar un segundo sin ella, me acerco, ella abre su ventana y yo agarro la manija de la camioneta y me quedo hablando con ella. Pasa una moto con 2 chicas y me gritan ‘dejále en paz acosador de mierda!’. Digo nomás cómo es la gente, yo le estaba acosando gua’u a mi propia señora. Si alguien me reconoce va a decir ‘ese cocinero de cuarta encima de todo es un acosador de mier…’. Hay que tener cuidado en tirar esas ofensas gratirolaité”, advierte Colaso en el video.

El debate que generó su relato fue muy interesante, ya que varias personas consideraron que aunque en este caso la acusación haya sido equivocada, es importante que las mujeres se protejan entre sí en situaciones similares.

"Y se equivocaron y no creo que en este caso hayan hecho daño. O si? Cuantas veces nos lamentamos y decimos 'cuanta gente pasó y no fue capaz de hacer o decir algo!'", tuiteó la senadora Desirée Masi.

El locutor Marcelo Antúnez, reflexionó: "En parte es positivo también Colaso. La gente ya hace causa común y se involucra en situaciones de riesgo más allá de que nos les competa, o sea, no se hacen los ñembota porque 'no es su asunto'. Nos estamos despertando como sociedad".

Un usuario llamado Sebastián Brizuela opinó: "Pero mirando el lado positivo, está demasiado bien que las chicas empiecen a manifestarse contra los acosos, porque pensá Colaso, en tu caso que no fue no pasa nada te cagas dé risa, pero si era un acoso iba a ser importantísimo para la chica el apoyo".

"A mí hermana y a mí un tipo se nos quedó hablando en la ventana, con un cuchillo escondido con el que nos amenazaba. Ojalá alguien hubiera gritado como esas dos chicas para ayudarnos. Un aplauso para las valientes que no tienen miedo de ayudar a otras mujeres", expresó Alma Guerrero Godoy.