Comscore

AL AIRE EN ÑANDUTI

Pérez Chaves, Escobar y Pappalardo recordaron la noche asuncena de los '70s

El trío habló de las discos de la época recordando con nostalgia al Caracol Dance Club.
Asuncion de antes

Luis Schwartzman invitó a su programa de radio Ñanduti “Asunción, recuerdos y algo más” a tres grandes protagonistas de la noche asuncena de antaño: Celia Escobar, Genaro “Tito” Pappalardo y José Pérez Chaves.

El embajador paraguayo en Reino Unido rompió el hielo recordando el contexto sociocultural anterior a la inauguración del Caracol en 1972:

“El Caracol aparece en un momento cuando todos nosotros íbamos a ‘Safari’ y al ‘Cactus’. Safari era el que marcaba la onda. Ahí abre ‘Caracol Disco’ que tenía un dress code para entrar y fue una revolución. No podías entrar de jeans ni con tenis”, recordó Pappalardo.

José Pérez Chaves tomó la posta sumando sus propios recuerdos: “Yo tenía 18 años cuando se inauguró y me fui a la fiesta. Lo inauguró don Miguel Ángel Napout con Alcides Riveros, ‘el zar de la noche’. La fiesta era elegante, de traje oscuro”.

Sobre la ambientación de la disco, Celia Escobar expresó: “Los asientos estaban colocados a modo de semicírculo emulando un caracol. Era increíble para la época”.

“En el Caracol Club te recibían Alcides Riveros con Miguel Ángel y sus señoras, era toda una tradición recibir a los miembros del club. Los que diseñaron fueron genios porque ya en la escalera la gente veía quién entraba”, agregó Pappalardo.

Escobar, unos años menor que sus compañeros de panel, recordó con mayor claridad la segunda etapa del boliche, cuando pasó a denominarse ‘Caracol Dance Club’ en los ‘90s y dejó de ser de acceso exclusivo para socios:

“Era junio de 1993 cuando Caracol se reinaugura como ‘Caracol Dance Club’ y se transmite por Canal 9 en vivo. De ser un club de socios, privado y cerrado, se abre al público con carnets de cortesía que habilitaban al público en general. La gente estaba de smoking, había alfombra roja y lo llamativo era que los antiguos socios se quejaban porque se habían quitado las sillas y no había mucho sitio para sentarse. También se habían quitado los mozos… Hubo una protesta generalizada esa noche”, explicó.

En la charla tampoco faltaron las anécdotas sobre otros habitués de la noche asuncena de antaño:

“Una noche blanca Humberto Domínguez Dibb fue vestido de negro. Él siempre se vestía de blanco entonces esa noche se fue de negro y pidió tener una decoración especial para él", reveló Celia.

Mirá la entrevista aquí: