viernes, 22 de junio de 2018
EFECTO MEGHAN MARKLE

Las pecas están de moda, y las que no tienen ¡se las pintan!

La actriz Meghan Markle, flamante nueva esposa del príncipe Harry de Inglaterra, sigue poniendo de moda todo lo que lleva... incluyendo sus pecas. El hecho de lucirlas con orgullo en lugar de tapárselas con base, dio paso a una nueva tendencia a la que en Instagram bautizaron como "fake freckles" o "pecas falsas".

Cuando Harry levantó el velo de Meghan en el altar, dejó al descubierto un rostro lleno de pecas, maquillado de manera suave y natural. El primer plano que las cámaras hicieron de ese rostro recorrió el mundo y tuvo su efecto: el maquillaje cargado dejó de usarse, y las bases correctivas pesadas fueron reemplazadas por otras más livianas que dejan al descubierto las pecas y demás señas características que una mujer pueda tener.

Pero el "efecto Meghan Markle" no quedó ahí: ¡las pecas se pusieron de moda! Y las chicas que no nacieron pecosas se ingeniaron y encontraron la manera de serlo por unos días. "Fake freckles" es el hashtag que agrupa en Instagram fotografías y videos que ilustran el proceso para pasar a ser pecosa.

La etiqueta #fakefreckles ya acumula más de 25.000 publicaciones en Instagram. Al revisarlas, vemos a las chicas -y a algunos hombres también- utilizar tinta de henna para pintárselas. Esta tinta generalmente permanece en la piel alrededor de una semana.


Quienes no se animan a un cambio tan drástico, optan por ir dibujando las pecas una a una con mucha paciencia utilizando un lápiz delineador de ojos. Hay centros de belleza que se sumaron a la tendencia y ofrecen pecas falsas de un año de duración gracias a una técnica de micro punción con la que colocan la tinta baja la primera capa de piel del rostro, pero nuestras ganas de sentirnos Duquesas por un día no llegan a tanto.


¿Y vos? ¿Serías pecoso/a por un día?

meghan markle.jpg