Comscore

LEÉ LA ENTREVISTA COMPLETA

Esto confesó Larissa sobre Fabbro al medio mexicano 'TV y Novelas'

Riquelme reveló varios detalles sobre la vida del jugador en prisión y se refirió al futuro de la relación.
Lari Riquelme

Sin tapujos, Larissa Riquelme se abrió al medio mexicano 'TV y Novelas' revelando varios detalles sobre el presente -y potencial futuro- de su relación con Jonathan Fabbro.

Entrevistada por la periodista Gabriela de los Santos, Larissa empezó hablando sobre la pandemia en Paraguay y opinó:

"Estamos en un porcentaje medio, tratando de hacer bien las cosas y con un presidente que está tomando todas las precauciones para nuestro país".

Periodista: Poco más de dos años con una relación tras las rejas, ¿qué te hace seguir?

Larissa: Amor, el amor te hace aguantar un montón de cosas, sobrepasar todo tipo de barreras; la confianza, sé quién es él a pesar de que me digan que uno no termina de conocer a las personas. Siempre fuimos un libro abierto en nuestra relación, y aquí sólo hay confianza, amor, respeto del uno al otro.

P: ¿Continuarás con Jonathan, pase lo que pase?

L: Seguiré hasta el final.

P: Vimos una condena de 14 años por parte del tribunal, ¿qué ha pasado con su caso?

L: No es definitiva, fue para el público, y ese día pasamos un montón de cosas que no coincidían durante el juicio. Los jueces fueron cambiando de ruta, no había suficientes pruebas y nos quedamos sorprendidos con la resolución. Estamos esperando a que se resuelvan un par de cosas favorables para nosotros.

P: ¿Se ampararon?

L: Sí, metimos un amparo que está ahora en un punto importante, todavía no hay fecha para la sentencia. Algún día se sabrá quién es el verdadero culpable.

P: ¿Cómo está Jonathan?

L: Él está bien, en un lugar donde no hay muchos reos. Se levanta temprano, hace gimnasio, desayuna, y a la hora de almorzar se pelean porque se quieren sentar con él; tienen un equipo de fútbol. Espiritualmente está en paz, y eso es lo más importante para una persona que fue privada de su libertad.

P: ¿Duerme tranquilo?

L: Claro, desde el día uno tiene la conciencia tranquila.

P: La acusación es muy fuerte: abuso sexual a una menor de edad…

L: Él no lleva el peso de nadie en la espalda, no se pregunta por qué le están haciendo esto ni qué fue lo que pasó. Él sólo piensa en buscar su inocencia y mantenerse fuerte.

P: ¿Sabes si Jonathan ha vuelto a hablar con su hermano Darío?

L: “Mi exhermano”, dice Jonhy, y no, por suerte no volvió a aparecer. Toda la familia perdió a ese hermano, ni siquiera lo nombran ni se acuerdan de él; es muy triste ver a una madre que sufre por todo esto.

P: ¿Te ha dicho si ya dio por terminada su carrera en el fútbol?

L: Para nada. Nunca es tarde. Le va a costar jugar 90 minutos seguidos en el campo, pero día a día se prepara dentro de sus posibilidades y eso lo mantiene de pie, la esperanza de salir y despedirse en la cancha. Volver a ese sueño del que le cortaron las alas.

P: ¿Cómo han manejado el riesgo de coronavirus en la prisión argentina?

L: Desde que comenzó la pandemia suspendieron las visitas, y ahora hacemos videollamada una vez a la semana durante 20 minutos.

P: Un poco de libertad para sus ojos…

L: Sí, esos minutos son oro, hace mucho que no ve este exterior y trato de mostrarle todo: la casa, el día, mi familia, sus amigos… Todos nos hemos reunido para saludarlo y le echan porras, ánimos; lo triste viene al final, cuando se corta, ahí comienzan las lágrimas.

P: ¿Le lloras?

L: Sí, lo extraño mucho.

P: ¿Y él?

L: Sí, se volvió muy sensible, extraña muchas cosas. Hace poco le hicieron un homenaje en video sus fans, porque aquí en Paraguay fue muy querido, hizo historia con el equipo, y ese tipo de cosas le emocionan mucho.

P: ¿Qué ha aprendido en este tiempo tras las rejas?

L: Este tiempo le ha enseñado más de lo que hubiera aprendido en el exterior. Me dice: “Hoy valoro un montón de cosas, y creo que lo más, y lo único importante, son las personas que están, las que en momentos como éste siguen a tu lado”.

P: Y tú, ¿cómo le haces para estar siempre positiva?

L: Uno tiene que estar bien espiritual y emocionalmente; sé que Dios va a poner todo en su lugar. Cada cosa es un aprendizaje de la vida, y este es el mejor examen que estamos haciendo Jonhy y yo; al final, lo vamos a pasar superbién, felices, contentos y olvidando este momento tan duro que pasamos. La fe siempre va sobre todas las cosas.

P: ¿Tienen pensado volver a México?

L: Claro, es nuestra segunda casa. Cuando todo esto termine queremos empezar desde cero, y uno de los mejores lugares donde queremos rehacer nuestra vida es ahí.

Leé la entrevista haciendo clic aquí.