Comscore

MÚSICA

Palito Ortega, un fenómeno total con acento argentino

Su caso es único. Se retiró de la música para dedicarse a la política, volvió a ella hace unos años y no perdió popularidad. Ahora editó el disco "El concierto", pasa sus días en la obra "El Gran Show 2" en Villa Carlos Paz y prepara un libro con sus memorias.
Por []
Hace más de 9 años

Con estribillos como “bienvenido, bienvenido amor” o “despeinada, ajá, ajá, ajá” conquistó a buena parte de la juventud argentina y, de la mano del Club del Clan, se consolidó como representante de la música latinoamericana de los ’60. Cinco décadas más tarde, el cantante Palito Ortega reafirmó su retorno a la escena popular con un megafestival en Mar del Plata, la obra “El Gran Show 2” en Carlos Paz, y un disco de temas inéditos a la vista.El artista dio su primera señal de regreso con una presentación el 3 de diciembre de 2010, en el Luna Park. La grabación en vivo del recital desembocó en el disco y el DVD “El concierto” (2011), un recorrido por doce clásicos de su carrera como “Un muchacho como yo”, “Yo tengo fe que todo cambiará” o “La felicidad”. Palito, en tiempo presente, con sus clásicos populares.En diciembre de este año, luego de muchas tratativas, Palito firmó contrato con Darío Arellano para realizar temporada en Villa Carlos Paz en la producción “El Gran Show 2”, donde cada noche interpreta sus inolvidables canciones para todo el público, en compañía de Ingrid Grudke, Laura Fidalgo y el humorista local Mario Devalis.Sin más, el pasado viernes cerró el festival popular organizado por el gobernador Daniel Scioli en Mar del Plata. Ante decenas de miles de personas, el cantante supo recordar a Sandro, a su amigo Charly García y sus inicios en la carrera musical.Hoy, Ortega piensa en sus proyectos futuros: un libro con las memorias de su vida, y un disco con temas inéditos que hace tiempo desea lanzar."No sé es si lo editaré yo o algún hijo. Lo escribo sólo para dejarlo. Ahí está mi vida, mi verdadera vida; mis encuentros y mis desencuentros hasta con seres muy queridos. Hay, por ejemplo, una historia muy difícil con mi madre, de la cual nunca me pude desahogar del todo", confesó.A su vez, el intérprete de “Prometimos no llorar” dijo sentirse emocionado de que “la gente recuerde canciones” y que lo reciba con cariño. “Hoy para los artistas nuevos es muy difícil alcanzar eso, porque se viven momentos donde las cosas aparecen y desaparecen rápidamente. Es como un mundo que va usando y desechando todo el tiempo”, dijo.Si bien se desconoce el material que formará parte del nuevo trabajo de estudio, el cantante de 70 años adelantó que seguirá la línea que siempre lo caracterizó.“Voy adaptándome a estos tiempos, pero sin perder la esencia. Yo no puedo hablar de cosas que no sean comunes a la gente que siempre le hablé. Me están aportando cosas más profundas desde el punto de vista de la humanidad”, explicó Ortega.Además, contó que los temas de su próxima producción tocarán temas reflexivos, el pasar de los años y la importancia de ser feliz.