EN OCTUBRE

Jessie J se presentará en el Luna Park

Dueña de una voz extraordinaria y un talento nato para componer, JESSIE J conquistó millones de fans en todo el mundo, desde su estreno en 2011.

La diva pop se presentará en el 1 de octubre en el estadio Luna Park de Buenos Aires. Dueña de una voz extraordinaria y un talento nato para componer, JESSIE J conquistó millones de fans en todo el mundo, desde su estreno en 2011.

La soprano lírica más pop del planeta enloquecerá a los fans de Argentina cuando en su show realice los temas con los nuevos arreglos de "Flashlight", "Bang Bang", "Nobody's Perfect" y "Masterpiece", además de todos los éxitos de los dos primeros álbum, "Price Tag", "Who's Laughing Now", "Wild" y más los éxitos del último disco ROSE, lanzado hace un año, lleno de canciones de empoderamiento femenino y que hacen una reflexión del mundo.

A los 31 años, empoderada, linda, cantando y componiendo mejor que nunca, la cantante británica se presentará por primera vez en Buenos Aires el 1 de octubre, para el deilte de miles de fans que la siguen desde el nacimiento de su carrera.

JESSIE J se encuentra en Londres, formando parte como jurado técnica de The Voice Kids. Luego continuará con su tour por Europa y América del Sur.

Después del lanzamiento de "Sweet Talker" (2014), Jessie J entró en crisis y llegó a declarar que desistiría de la carrera de pop star.

"Realmente no quería componerme, me acuerdo de decir en voz alta: tengo casi 30 años, estoy infeliz, no me gusta más, no podía diferenciar el negocio del arte. De hecho, lo que quería era desistir del negocio y casi olvidé que el arte podría salvarme de todo eso", revela Jessie J, que conquistó varios discos de platino y premios como mejor intérprete y compositora a lo largo su carrera.

La salvación vino con el DJ Camper. Él quería ayudar a Jessie a salir de esa crisis y decidió ir a tocar a su amiga. "Él tocó para mí por 20 minutos el mismo ritmo, mientras oía vino la inspiración y empecé a escribir. Cuando se detuvo, yo había hecho la letra entera de 'Think About That', fue mágico. Aunque no quería componer, compuse. "Sabes cuando la persona dice que no quiere nunca más enamorarse y luego se enamora, bueno fue así", dice la cantante.

Añade que este proceso funcionó como una terapia de música. Y que terapia poderosa, además de grabar un nuevo disco, Jessie aún optó por participar en un reality show de cantantes en China.