viernes, 15 de marzo de 2019
GRAN SHOW

Daddy Yankee hizo vibrar el estadio GEBA

El boricua llegó a Buenos Aires y realizó un show único que puso a bailar a 17 mil personas al ritmo de todos los hits que lo consagraron como el líder mundial del reggaetón.

Daddy Yankee se presentó en GEBA y brindó una fiesta reggeatonera para 17 mil fans que pudieron disfrutar una puesta en escena de nivel internacional. Con más de 10 bailarines acompañándolo, pantallas de última generación y fuegos artificiales, demostró una vez más ser el referente del género urbano en todo el mundo.

Pasadas las 21.30 el artista puertorriqueño pisó el escenario al compás de "Con Calma", su nuevo hit que actualmente encabeza todas las listas de "las más escuchadas". Con un look urbano que no pasó inadvertido – campera azul y naranja flúor- DY conectó al instante con su público, que no se sentó en ningún momento de la noche.

Después le tocó el turno a las ya clásicas "Rompe", "Lo que pasó, pasó", "Qué tengo que hacer" y "Llamado de Emergencia"; pero la gran sorpresa llegó con "Somos de Calle", donde el Big Boss se permitió improvisar y homenajear a Maradona, Messi y Agüero. Gianinna, la hija del 10, estuvo presente en el estadio y pudo compartir este momento especial con su hijo Benjamín, hijo a su vez del Kun Agüero.

Paulo Londra, Stefi Roitman y Sol Pérez también dijeron presente en el show, junto con los conductores Leo Montero, Pilar Smith, Agustina Casanova y Sofía Macaggi, y las figuras Nai Awada, Celeste Muriega, Marian Farjat y Barby Silenzi

En tan solo un mes, el artista puertorriqueño agotó el estadio y la fuerza del público se hizo notar: cuando el cantante comenzó a cantar la pegadiza "Limpia Parabrisas", todos los fans levantaron sus celulares con luz y comenzaron a moverlos al ritmo de la música acompañando a DY hasta el final de la canción.

Yankee no perdió la oportunidad para seguir desplegando su colección de éxitos. Sonaron "Despacito", "Ella me levantó", "Adictiva" y "Limbo" y, con "Gasolina" -la canción que lo llevó a la fama en el 2004-, el público volvió a hacerse sentir levantando y revoleando pañuelos en el aire.

Con más de una hora y media de show, el artista se despidió de los fans argentinos agradeciendo la calidez y el amor de siempre. Pero, como no podía ser de otra manera, la multitud pidió una última canción y el boricua volvió al escenario para cerrar la noche bailando "Lovumba" y demostrar, una vez más, por qué es el referente indiscutido del género.

Créditos: Sosi Samandjian