Comscore

LANZAMIENTO

Conocé a Un tal Mariano, el artista que dejó la abogacía para dedicarse a la música

Pasados los 40 decidió darle un giro rotundo a su vida. Ahora, presenta su último single: “Palabras de amor”.
Un tal mariano

Un día decidió colgar el traje y dejar de lado su profesión de abogado penalista. Es que el artista que hay en él le ganó al hombre de leyes. Así nació Un tal Mariano, un cantante pop romántico que en dos años ya grabó nueve singles. Ahora, presenta su última creación: “Palabras de amor”.

“Este canción es la contracara de otra, que se llama “Sin mirar atrás”. Ese tema habla de una pareja que no pudo comunicarse y que terminó en un silencio que los separó. Esto es lo opuesto: una relación que gracias a hablar logra crecer a lo largo del tiempo. Surgió en plena cuarentena: encerrado y sufriendo por lo que pasa decidí canalizar eso en el piano”, cuenta.

Desde que comenzó su carrera artística, Un tal Mariano se presentó en el escenario principal de la Maratón Sudamericana, ante 15 mil personas. Además, hizo una gira por el noreste argentino y se presentó en muchos boliches de Buenos Aires.

En 2018, grabó “Por ti seré”. Un año más tarde, registró “Desnúdate”, “Algún lugar”, “Recuérdame” y “Sin mirar atrás”. Antes de su nueva canción, en 2020, ya había publicado “St. Barth”.

“No sé si podría decirme artista. Y no hablo desde una falsa modestia. Hay millones de personas brillantes que trazaron rumbos. Yo busco, escribo, me inspiro en lo que sueño y veo. Cuento historias de la gente, o mías. Trato de estar en armonía con lo que vivo, hago y siento. Y de expresarlo en canciones”, explica a la hora de autodefinirse.

Con 41 años, Mariano Espósito decidió dejar de lado un trabajo estable para dedicarse a su verdadera pasión. Así, largó los tribunales y se dedicó de lleno a la música. Obviamente, no es un improvisado: se formó en el Sindicato Argentino de Música y en la Escuela de Música de Buenos Aires. Además, llegó a cantar en Brasil, México, Francia y los Estados Unidos.

“Fue cambiar estabilidad por inestabilidad, saco y corbata por jean y zapatillas. No fue fácil ni inmediato. Tuve que aceptar modificar esos paradigmas y mirarme al espejo y reconocerme distinto. Decirle a mis padres, a mis amigos y a mi pareja que quería empezar un camino nuevo. Y, al no tener 18 años, tuve que transitar esto con pares mucho más jóvenes. Pero siempre motivado por el cambio y la aventura”, afirma el cantante.

Para cumplir este sueño, sumó músicos de mucho renombre: Amílcar Vázquez, que con su guitarra acompaño a Hilda Lizarazu en sus proyectos, y Leandro Chiappe, que tocó el piano en la banda de Javier Calamaro, entre otros. Además, participaron en sus canciones Mariano Godoy (bandoneonista que llego a compartir escenario con Toquinho), Julio David Domínguez (violinista perteneciente a la orquesta del Teatro Colón), y Michelle Bliman y Marina Duca (en coros).

“Se vienen un montón de canciones. No puedo saber dónde van a terminar. Hay una que se llama ‘Mi sol’, que seguro saldrá para fin de año. Y tengo un montón que son producto de estar encerrado, concentrado en mi y tratando de evocar recuerdos del pasado”, asegura Mariano.