Comscore

PRIMICIAS

Liz Solari: “El histeriquismo me cansa”

La modelo Liz Solari estuvo de pasó por Mar del Plata y contó a los medios sus múltiples proyectos artísticos en el exterior. También se confesó soltera y sin apuro de estar en pareja.
Por []
Hace más de 9 años

Soltera desde hace poco tiempo -estuvo de novia con un italiano-, y de regreso en su país después de dos años radicada en el exterior por trabajo y estudios, la rubia se mostró feliz de estar junto al mar y muy predispuesta a contar sus importantes pasos en la carrera con la que quiere continuar sus días: la actuación.Inclusive, en estos momentos, su cara está en todas las salas de cine de Italia como una de las actrices de la segunda parte del “Todos tenemos un ex”, film de gran éxito en aquel país.“Me castinearon en Argentina, me eligieron y me fui 20 días a Roma a trabajar. Fue mágico”, recordó en diálogo con los medios. Aunque tenía nociones de italiano ya que de muy chica había vivido en Milán por trabajos de modelaje, “mientras estuve haciendo un master de actuación en Londres el año pasado, también tomé clases del idioma, lo cual fue fundamental e hizo que mi voz no esté doblada en la película”, destacó.Como si fuera poco, antes de volver a Argentina, pasó por otro casting y también quedó: “Fue para la serie “Familia italiana”, para la cual grabé cuatro meses más. Saldrá en Mediaset desde febrero”, adelantó.En cuanto a su corazoncito, Solari aseguró que: “No tengo propuestas”. Y agregó: “Es difícil porque el lugar en que colocan a uno por el trabajo genera distancias. Es una cuestión más psicológica que otra cosa” y confesó que “si alguien me gusta doy alguna señal. El histeriquismo me cansa. Aunque está bueno el juego de la seducción también hay que darse a entender. La correspondencia nos gusta a todos. ¡Todos queremos amor!”, exclamó.“No estoy buscando, estoy muy tranquila sola. Tengo una vida muy cambiante que no me permite proyectar demasiado, auque esto es lo que me gusta y me mantiene viva” concluyó. (diarioelatlantico.co) Foto: Gente