EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

La palabra del hermano de Reina Reech, tras ser denunciado por violencia: "Todo lo que se dijo es mentira"

Alejandro Javier Maurín, alias "Sander", fue denunciado por su última pareja Sofía Krutoy por lesiones leves. Por primera vez, habló sobre lo sucedido con PrimiciasYa.com.

Alejandro Javier Maurín, hermano de la actriz Reina Reech y conocido en el medio como "Sander", fue denunciado por violencia de género por su actual pareja, Sofía Krutoy.

La información la brindó la semana pasada el periodista Lío Pecoraro desde su cuenta de Twitter con imágenes de la mujer y la denuncia correspondiente, radicada en sede policial el 24 de este mes y la causa fue caratulada "lesiones leves".

El hermano de la actriz y coreógrafa tiene 44 años y es empresario. Su pareja, de 31 años, es actriz y bailarina. La denuncia fue presentada en la Fiscalía número 17. La rubia mostró un moretón en su brazo en la imagen que se difundió.


Luego, PrimiciasYa.com dialogó con ella y relató: "Amplié la denuncia porque tuve una amenaza del padre de la nena, de Sander, que si yo no me retractaba en televisión y no levantaba la denuncia me iba a quitar a la nena. Es imposible a menos que un Juez lo determinara. Juega con eso, con ese dolor, es horrible lo que está pasando y haciendo. Desconozco a la persona con la que estuve durante dos años. Es un perverso".

"Yo estoy con mi hija, nadie le importa cómo está la bebé, a nadie, de la familia, quizá es mejor que no tenga contacto con gente tan tóxica. Ayer estuve 7 horas en la OVD (oficina de violencia doméstica) con un equipo de psicólogos y médicos que constataron mis lesiones", agregó. Asimismo, Sofía dijo que nadie de la familia de Sander se comunicó con ella para ver cómo estaba su hija y ofrecerse por si le faltaba algo.


Y ahora, también en diálogo con este portal, Sander rompió el silencio y contó en detalle qué fue lo que sucedió: "Realmente me sorprendió mucho la denuncia, pero más allá de eso me sorprendió la gran cantidad de mentiras que se dijeron. Gracias a Dios tengo muchas pruebas para demostrar lo contrario a lo que está diciendo. Hoy por hoy soy uno de los principales defensores de las mujeres a raíz de todo lo que está pasando. Y no solamente por mi madre, hijas, hermanas, primas, sobrinas y amigas... Viví toda mi vida rodeado de mujeres".




"Lo que más me perjudica es en el lugar donde me pone teniendo yo a Reinita con ella, no solo a Carola y Ana que empiezan hoy la escuela y están sufriendo por todo esto. Lo que más quiero es que se sepa la verdad y que se deje de dar lugar a chicas que con mentiras así que denuncian algo como violencia de género, cosa que no es. Fue ella la que no paró en ningún momento de acosarme y de seguirme a todos lados. Yo no voy hablar de ella y de su vida pasada, que fue muy sufrida, y mi intención fue únicamente no hacerle mal", remarcó.

Luego, reveló lo que pasó con su expareja, el día por el cual se hizo la denuncia: "El jueves 21 ella cae en mi oficina, yo tengo una SRL constituida y voy a demostrar los papeles todo porque no tengo nada trucho. En 40 años de carrera profesional nunca tuve una denuncia de nada y de nadie. Soy totalmente honesto y muy claro con las personas con las que trabajo. Ella vino ese día a mi oficina sin ningún acuerdo para que lo haga ya que hace un mes que estábamos separados, y habíamos para que yo pasara a buscar a la bebé el viernes hasta el sábado así ella podía empezar a poder a trabajar. Igual ella quería que estuviese con la bebé la mitad de la semana, y me parecía que era un desapego muy grande por más que yo amo estar con mi hija. El día anterior yo le había llevado leche y cosas, también quiero aclarar que yo la dejé en un techo que sigo pagando todo. Ella no se quedó sola, hay un montón de mentira. También quiero decir que con Mónica Ayos terminé de la mejor manera y nunca pasó nada, hasta en eso tiene una mala información. Me encuentro con una persona que desconozco".


"Yo el jueves 21 estaba con Mili, la chica que trabaja conmigo y es la testigo presencial de todo esto. Sofía entra y si me dejaba ese día a la bebé yo no podía seguir trabajando. Ella buscaba verme un rato, ya la conozco. Y no le quise abrir la puerta y le dije que se fuera porque tenía que seguir trabajando. Ella no quería irse y quería dejarme la bebé, por eso no le quise abrir la puerta y ella escucho del otro lado que estaba con Mili y empezó hacer un escándalo. Ella después pudo abrir la puerta y se avalan para atacar a Mili y es ahí donde a ella la tomo del brazo. Yo sé que a una mujer no hay que ponerle ni un dedo encima, pero si no la agarro del brazo le iba a pegar injustamente a Mili. Mili se fue a esconder a uno de los cuartos y a través de la perrilla de la puerta pudo ver todo lo que pasaba. Lo único que yo hice fue tratar de que se fuera y ella se tira al piso, y cuando abro la puerta veo que el bebé estaba en el piso y lo primero que hice fue agarrar a la bebé y soltarla a ella. Ahí si fue cuando le dije de todo, que no quería verla nunca más y que la bloqueaba de todos los contactos. En vez de querer mantener una a amistad por la bebé, y estar en paz, ella no hizo que fuera así", amplió.

Y destacó: "Después ella fue a golpearle la puerta a Mili para que salga de donde estaba y ella no se quería ir. Yo llamé a mi socio y pedí que llame a la policía. Cuando llegó explique todo lo que pasó y salimos todos. Sofía quería saber quién era Mili. En el momento que pido que ella se retire, Sofía le dice a la policía que yo la golpee. La policía la ver que nos encontró en una situación tranquila no me podía llevar detenido".

¡Escuchá los audios con el relato completo de Sander!