IMPACTANTE RELATO

Juan Darthés con Mauro Viale: "Ella me quiso besar y yo la saqué de mi habitación"

El actor hizo una entrevista con el conductor de A24 en su casa de Nordelta. Afirmó que "ya está muerto" y que lo único que le importa son sus hijos y su esposa. Nota completa.

No fue una entrevista fácil. Pero había que hacerla. Darle la chance a Juan Darthés que dé su versión ante la denuncia que hizo en Nicaragua la actriz Thelma Fardin. El actor eligió a Mauro Viale para grabar la nota en su casa de Nordelta y la charla duró cerca de 10 minutos.
El semblante de Darthés da cuenta de un hombre que está abatido por la situación que le toca vivir. La demanda penal por la que deberá declarar en Nicaragua es por un hecho de violación que se habría dado en 2009 y en el marco de una gira del programa Patito Feo que ambos compartían.

"¿Cuál es tu versión?", preguntó Viale. Y enseguida, Darthés empezó a responder: "No, no pasó, no existió. Primero decir que yo estoy muerto, estoy indignado, estoy con una bronca increíble, no salí a hablar antes porque me recomendaban los médicos que no mirara, yo estaba recibiendo información pero no veía toda esta locura mediática con el tema, justificada. No la veía. Decidí ayer mirar un poco. A partir de eso, no te puedo explicar la noche que pasé. Cuando vi la denuncia. Tuve pensamientos muy oscuros. Dije que estoy muerto. Quiero que la gente sepa que estoy muerto. Mano a mano. ¿Te pedí que alguna pregunta no me hicieras? Yo estoy muerto. Dos veces no me pueden matar. Lo único que me interesa a mí es decir mi verdad, porque quiero que la gente la sepa, nunca hice eso. Nunca violé a nadie. Nunca acosé a nadie".

Y agregó: "No sé qué pasó con Thelma. Te puedo asegurar que ella golpeó la puerta de mi habitación para entrar porque quería cambiar la tarjeta y yo la saqué de la habitación. Yo le dije: ´¡Estás loca! ¿Qué te pasa? Tenés novio... yo soy un tipo grande...´. Fui yo quien le dije que mis hijos tenían la misma edad que ella. ¿Cómo puedo hacer una cosa así? ¡Por Dios!".

"¿Cómo puedo saber lo que piensa ella? No tengo idea por qué lo hace. Si yo fuera el país también creería esa versión. Con 100 mujeres avalando una versión que no saben si es cierta. Yo voy a ir a Nicaragua, me voy a presentar. Soy el único tipo que cuando alguien dijo algo de mi me presenté ante la justicia. Oh casualidad me castigan de esta manera. No es que yo me borré. Yo estoy acá. Si esto es cierto soy yo el primero que me mato, me condeno. Esto es lo que quiero que sepa la gente", añadió.

"No es verdad. Iremos a la Justicia de donde sea. No pasó absolutamente nada. Fui yo el que la saqué de la habitación. Le dije: ´Thelma vos tenés la edad de mis hijos, salí de acá... salí de acá´. Golpeó la puerta. Me dijo que no le funcionaba la llave. Ella se me insinúo, se me acercó, me quiso dar un beso y yo le dije ´¿Qué te pasa?'. Ella estaba de novia con Juan Guilera. Yo sé que esta es la verdad. Con toda la cadena nacional de gente hablando mierda en cadena nacional no va a salir gente a sumarse a hablar de mí. La teoría del rumor vos no la creés", sumó al relato el actor que está visiblemente derrumbado.



Sobre la renuncia de su abogada, Ana Rosenfeld, el actor sostuvo: "Yo no estoy de acuerdo con lo que hizo. Creo que le creyó a Thelma. Si entiende eso yo le dije que estaba bien. Yo no puedo obligar a la gente que me crea. La gente me condenó. Con lo que se hizo la gente me condenó. ¿Cómo hago para defenderme?".

"Yo decía, antes de hacer esto, es lo que te dije, yo ya estoy muerto. Cívicamente, en mi carrera que ya tampoco me importa. Lo único que me importa es mis hijos y mi mujer. Lo único que le pido a la gente es que si esto fuera mentira... ¿Qué pasaría? Porque me están llevando a cualquier lado. Lo único que quiero hacer es cuidar a mis dos hijos y a mi mujer. Estamos todos juntos y no me interesa más nada", enfatizó.

Y concluyó la charla relatando cómo fue la vuelta de ese viaje: "Volvimos en el avión todos juntos. No estaba solo, estaban los papás de Brenda (Asnicar), el papá de Laurita Esquivel, los productores, la gente que nos cuidaba. ¿Nadie vio eso? Creo que hasta Thelma se sentó al lado mío en el avión. Si hubiese pasado algo así, ¿puede ser que al otro día haya sido todo normal?".