SU PALABRA

"Quico" reveló el motivo de su pelea con "El Chavo"

Durante su visita a Argentina, Carlos Villagrán, el actor que interpretó al querido personaje de la serie mexicana, estuvo en "La peña de Morfi" y habló de todo. Video.

Carlos Villagrán, el actor que interpretó a "Quico" en "El Chavo del 8", contó el verdadero motivo de su pelea con Roberto Gómez Bolaños durante su visita a Argentina.

El mexicano estuvo este domingo en "La Peña de Morfi" y al ser consultado por Gerardo Rozín sobre su relación con "Chespirito", Villagrán fue tajante. "Sucede que hacíamos muchas giras, visitábamos países y en las conferencias de prensa... era un momento de popularidad absoluta. Y un 70% de las preguntas eran para Quico, porque estaba de moda. Eso empezó a despertar la envidia, el egoísmo, el celo profesional. Y poco a poco Quico fue trepando en popularidad al mismo Chavo... y me sacaron del programa", indicó el actor.

Y agregó: "Don Ramón por solidaridad se salió a las dos semanas que me fui yo. Se fue Quico y Don Ramón y se acabó el programa. Doña Florinda no tenía el hijo a quien pegarle. La Bruja del 71 no tenía motivo para ir al patio. La Chilindrina queda huérfana".

"El Chavo fue concebido para que el televidente lo protegiera. Sin papá, sin mamá, sin comida, sin nombre, porque cada vez que iba a decir su nombre lo cortaban. Y Quico era el villano. Pero Roberto no calculó que Quico se podía convertir en el villano simpático. Malcriado, pero no villano. Era un niño, colorido... Y El Chavo era más quieto", explicó.

Luego, el mexicano comparó a "El Chavo del 8" con una de las bandas más exitosas de la historia: "Fue como Los Beatles, que también se decidieron Llegó el momento que ya no se soportaran y se separaron".

Por último, Villagrán relató cómo "Chespirito" le comunicó su decisión: "Hicimos una gira a Chile, en ese entonces Pinochet declaró que ese día no haya clases. Y cuando nos regresamos, en el avión Roberto me dijo que había un déficit en el registro de los personas. Me dijo que me iba a quitar parte de mi sueldo. Estaba buscando cualquier pretexto para sacarme. Prácticamente me dijo que me salga del programa. Después el dueño del canal me ofreció un nuevo programa, sin los cachetes, algo que me parecía raro, y supervisado artísticamente por Chespirito. Mmm.... lo que quería Bolaños era sepultarme artísticamente. Le dije que no. Fui el primero y el único que le dijo que no a Emilio Azcárraga".

"Bolaños registró caricaturas de todos los personajes. Se avivó, supo que había dinero. Fue muy ambicioso Era dueño de todos los personajes, pero en caricatura. Después cada actor hizo su personaje. Nadie nos dijo cómo teníamos que movernos", finalizó.