miércoles, 31 de enero de 2018
¡lo mató!

Macaulay Culkin se burla de Donald Trump al recordar su participación en Mi pobre Angelito

El actor reconoce que disfrutó mucho más del rodaje de la primera entrega, entre otras razones, porque en ella no aparecía el entonces magnate y ahora presidente de EEUU.

Desde la nueva perspectiva que aporta el paso del tiempo y, sobre todo, los muchos cambios que se han sucedido a lo largo del último año, resulta comprensible que el actor Macaulay Culkin -el ídolo infantil por excelencia de la década de los noventa- tenga ahora una percepción radicalmente diferente del pequeño cameo que, en 1992, hizo el ahora presidente Donald Trump en su exitosa película navideña "Mi Pobre Angelito 2: Perdido en Nueva York'.

Tanto es así, que al ser preguntado en plena charla con sus seguidores de Reddit sobre cuál de las dos entregas de la saga recordaba con más cariño, el artista no se lo ha pensado dos veces a la hora de decantarse por la primera cinta -la que le catapultó a la fama en 1990-, esgrimiendo entre otras razones el hecho de que en ese rodaje no tuvo que pasar ni un minuto con el magnate.

"La primera fue mucho más divertida porque en ese momento no sabíamos en lo que nos estábamos metiendo y, desde luego, no éramos conscientes del fenómeno en que se iba a convertir. No fue tan ostentosa como la segunda porque todo se filmó en Chicago. Además, esa película está cien por cien libre de Donald Trump", disparó.

Además de pronunciarse sobre los entresijos de su gran momento de gloria en la industria de Hollywood, el artista de 37 años tampoco ha tenido reparo alguno a la hora de abordar con total sinceridad su posterior caída en desgracia y, sobre todo, su coqueteo con determinadas sustancias estupefacientes a lo largo de su adolescencia y parte de sus años de juventud.

"Sí, claro que he consumido e inhalado drogas en mi vida, pero la verdad es que nunca fue tan grave como solía decir la gente. No es algo que siga pesando en mí día a día. Soy un adulto y de vez en cuando me gusta beber", ha confesado abiertamente, para a continuación asegurar a los internautas que, a día de hoy, atraviesa un momento de gran estabilidad.

"Definitivamente soy feliz. Sé que puede sonar fácil o forzado, pero ahora mismo no cambiaría nada de mi vida", ha sentenciado el actor, quien lleva varios años residiendo en París.

Embed