miércoles, 21 de noviembre de 2018
¡tremendo!

Los problemas mentales del príncipe William se agravaron al convertirse en padre

Algunos traumas de su anterior trabajo de piloto de ambulancia resurgieron en el futuro monarca.

El príncipe William reveló que sus problemas de salud mental se hicieron mayores después de que se convirtió en padre.

William confesó ahora que después de tener a sus hijos (el príncipe George, de 5 años, la princesa Charlotte, de 3 años, y al príncipe Louis, de 7 meses) volvió a revivir algunos de sus momentos más traumáticos en el trabajo como piloto de ambulancia, involucrando a menores lesionados gravemente en accidentes automovilísticos y que esto lo afectó emocionalmente.

"La relación entre el trabajo y mi vida personal fue lo que realmente me hizo pasar de la raya y empecé a sentir cosas que nunca antes había sentido. Y me puse muy triste y muy apenado por una familia en particular", dijo.

"Empiezas a quedarte con pedazos del trabajo y te los guardas en el cuerpo y por supuesto que eso no es algo que quieres compartir con tus seres queridos, porque no quieres llevar ese tipo de cosas a tu hogar", agregó.

"Así que el único lugar donde puedes hablar del tema es en el trabajo y si ahí no tienes las herramientas correctas ni el ambiente adecuado para hacerlo entonces el problema se puede salir de control y agravarse", señaló el segundo en la línea de suscesioń del trono británico, quien participó unos talleres interactivos liderados por un selecto grupo de empresas del Reino Unido que buscan fomentar el bienestar de sus empleados.

"Así como cuidamos de nuestra salud física, también tenemos que cuidar nuestra salud mental", concluyó.