CONFESIONES

Gastón Pauls: "Cuando estaba en la oscuridad le pedí a Dios que me sacara de ahí"

El actor que encarnará a Luis Palau en una película abrió su corazón en una entrevista concedida a Camila Hadad.

A medida que pasan los años, Gastón Pauls se aleja de los medios de comunicación y no se expone tanto a las entrevistas. Hay un motivo para hacerlo: "En los últimos años decidí alejarme un poco. En gran parte tiene que ver con dos seres que están acá, a unos metros, que son mis hijos. Todo ese tiempo de ir, prepararme, maquillarme y salir (en la entrevista), es tiempo que pierdo con ellos".

Su última aparición es una entrevista con Camila Hadad en Infobae donde cuenta algunas cuestiones desconocidas sobre su vida y su vínculo con la religión. Gastón se puso en la piel de Luis Palau y eso no resultó una tarea casual.

"En 2003 estaba haciendo la serie documental Ser urbano, y fui a cubrir el festival que (Luis) Palau hizo en Palermo. Pero no para hablar con Palau, sino para hablar con la gente que lo lo iba a ver. Eran 200.000 personas. Yo estaba con las cámaras de Ser urbano y me decían: "Gastón, ¿no tenés ganas de tener un encuentro con Jesús? "¿No querés encontrarte cara a cara con Dios?". Y yo me imaginaba que me iban a llevar a una habitación, que iban a abrir la puerta y que iba a estar Jesús sentado: "¿Qué hacés, Gastón? Sentate, loco. ¿Querés tomar un café?". Me impresionaba un poco esa imagen, entonces terminé diciendo no. Yo estaba en una etapa distinta de mi vida. Cinco años después Palau volvió a la Argentina, y me llamó: "Che, vi el programa, gracias, fuiste muy respetuoso. Ojalá Dios algún día nos dé la oportunidad de trabajar juntos o de vernos", contó.



Y agrega: "Sí, en ese momento me pareció un gesto divino. Pero me sorprendió también que él dijera con tanta convicción que Dios algún día nos iba a volver a encontrar. Y nueve años después de eso, me llamaron para ofrecerme la película. No soy religioso, pero venía de algunas situaciones, de algún momento oscuro y difícil de mi vida, sin poder encontrar la salida. Cuando estás en medio de la oscuridad y en una habitación en la que no es que encontrás la puerta, ni siquiera encontrás el picaporte, ni el botón para encender la luz...".

Por último, Pauls relató sus momentos de mayor vínculo con Dios. "Cuando uno choca una y otra vez con la oscuridad, con paredes, porque no ves y te la das... En un momento levanté la cabeza y dije: "Dios, sacame de acá, ayudame a salir de acá". Pero sin ponerlo en una religión", finalizó.