Comscore

EN LAS REDES

Ex de Iván González, un año después de la tragedia: "Mi vida estuvo en manos de un violento incontrolable"

Deini Molinas, ex mujer del futbolista, compartió un escrito sobre las penurias que sufrió durante sus años en pareja con el jugador.

En 2018, estando en el extranjero, el futbolista Iván González Ferreira acusó públicamente a su entonces mujer de serle infiel con su compañero Antonio Franco.

Días después la pareja regresó al país en medio de una fuerte polémica y se terminó conociendo que la infidelidad no había existido y que Deini Molinas había sido víctima de violencia doméstica y amenazas por parte de su ex (leé la nota acá).

Ya alejada del padre de sus hijos y con su vida rehecha, la mujer hizo catarsis en las redes sociales celebrando que se cumplió un año del día en el que dijo 'basta':

"Hoy hace un año exactamente que yo pedía auxilio para que me ayuden. Es difícil olvidar la fecha, olvidar momentos y pensar que ya pasó, ya fue. Intento, pero es inevitable no recordar cuando se cumple un año de cuando mi vida estaba en juego. No exagero. Mi vida estuvo en manos de un violento incontrolable hace un año atrás. Un año de que miraba al cielo y le decía a Dios: misericordia Dios, ayúdame", confesó.



"Hoy puedo contar y decir: no aguantes ni un golpe, no aguantes ni una escena de celos, ni una manipulación. Porque al aguantar sos permisiva y al ser permisiva das lugar a que ocurran tragedias, que el violento se sienta con poder sobre tu vida. No aguantes, no es vida, se puede salir adelante. Se puede ser feliz! Por experiencia te digo que si dejás pasar situaciones de celos, manipulación, ellos sienten que pueden controlar tu vida, hacer y deshacer contigo como se les cante. No exagero, hoy hace un año que yo sentía que me moría y le pedía a Dios fuerzas porque mi bebé de 9 meses estaba conmigo y mis otros dos hijos en el colegio. Lejos de mi familia, en un país extraño", sigue el descargo de Deini.


"Me faltaba el aire. Limpiaba mi cara de llanto con mi remera y al mirar mi ropa estaba con sangre por mis labios rotos. No exagero, que ese día todo el amor que le pude tener se volvía en odio. No exagero, que cada patada me tiraba al suelo y no podía levantarme. No exagero, si hoy después de un año digo que fue mi mejor decisión el separarme. Doy gracias a Dios por su infinita misericordia. Hoy puedo contar, hoy estoy viva!", celebró la mujer rememorando el momento más difícil de su vida.