Comscore

PRIMICIAS

Escándalo: "Soñando por cantar" vetado en La Pampa

Según informó el Diario La Arena, el gobierno pampeano le habría decidido no apoyar en con dineros públicos la presentación del programa "Soñando por cantar", en La Pampa.
Por []
Hace más de 8 años

Las exigencias de los intermediarios locales entre la productora porteña y el gobierno, exigían un despliegue de unos 400.000 pesos por parte de la administración pampeana para transmitir desde Santa Rosa y mostrar a los funcionarios provinciales durante la emisión, tal como ocurre en otros puntos del país.Esta semana comenzaron los castings de cantantes que quieren participar del reality show "Soñando por cantar" en el Centro Municipal de Cultura. Los postulantes fueron varios centenares, no sólo pampeanos sino también de provincias vecinas. Pero los contactos de Ideas del Sur con el gobierno pampeano fueron anteriores. Ahora se presiona a través de la prensa para que se acepten las condiciones para poder hacer el programa en la provincia. Es que los gobiernos provinciales, o municipales como es el caso de la Municipalidad de Tigre, en Buenos Aires, deben hacerse cargo de toda la logística.El ciclo que produce Tinelli, por ejemplo, se presentó durante dos noches en Tucumán. La visita le costó a los tucumanos 413.000 pesos y esto generó un escándalo en la provincia, además de las sospechas del Tribunal de Cuentas local que auditaría esos gastos.¿Qué pidieron a los funcionarios pampeanos desde Ideas del Sur? Fuentes de Casa de Gobierno explicaron al diario La Arena que toda la producción se traslada a la provincia durante tres días, piden que se paguen los costos de toda la estadía desde el presentador y los jurados hasta el último asistente, y otras condiciones, una de ellas la de contratar un helicóptero.Las objeciones del gobierno pampeano no sería sólo presupuestarias -ya hubo contrataciones en la anterior gestión del gobernador Oscar Mario Jorge que llegaron a ser sospechadas por lo onerosas y donde hubo intermediarios que fueron investigados por los elevados costos que manejaron-. También son culturales.