Comscore

EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA PY

Ella es la famosa 'Ña Eté', otra de las mujeres detrás del vestido de la Primera Dama

"Yo tengo 67 años; ojalá no me pase nada porque el día que yo no haga más, no sé quién continuará haciendo", confiesa Estefana, la mujer encargada de dar los toques finales al trabajo de las tejedoras.

Ayer, mientras el país halagaba el vestido elegido por Silvana López Moreira de Abdo para la ceremonia de traspaso de mando, el posteo de una joven llamada Bianca Benegas tenía gran repercusión.


PrimiciasYa Paraguay se comunicó con la hoy famosa 'Ña Eté', quien aclaró que su trabajo es uno de los últimos en la cadena de confección del vestido: "Yo trabajo el ñanduti desde los 7 años. Para poder irme a la escuela tenía que vender pañuelitos que hacía para comprar el lápiz y el cuaderno, pero hace más de 30 años me dedico a la terminación", recuerda.


Al consultarle en qué consiste esa parte del trabajo, Estefana explica que ella recibe el trabajo terminado de las tejedoras y "como el ñanduti no se puede planchar, yo le saco la parte de abajo de la tela y tengo que arreglar si está un poco desarmado. Después lavo, estiro y almidono. De mis manos el producto se va directo a la venta o en este caso a aplicar sobre el vestido".


Después de los dos meses de trabajo de las tejedoras (leé sobre eso aquí), Ña Eté dedicó una semana al proceso de terminación: "Y ahora estoy esperando a ver si por ahí la señora me manda otra vez su vestido para limpiarle, porque para lavar el ñanduti hay que desarmar todo otra vez y volver a armar. Solo yo hago ese proceso; tengo 67 años y dentro de unos años ojalá que no me pase nada porque el día que yo no haga más no sé qué va a pasar en Itauguá. Acá hay muchísimas tejedoras pero la terminación es el problema; yo tengo que hacer perfecto mi trabajo y arreglar lo que las tejedoras hicieron mal para que el ñanduti quede listo para aplicar", detalla.