Comscore

PRIMICIAS

Darín: "Esta película me ha enseñado a dudar de mi falta de fe"

El actor Ricardo Darín reconoció en una entrevista que el rodaje de la película "Elefante Blanco", dirigida por Pablo Trapero, le enseñó "a dudar" de su "falta de fe".
Por []
Hace más de 9 años

"No soy creyente y mucho menos religioso", admitió Darín en el inicio del rodaje nocturno en Ciudad Oculta, una "villa" o barriada marginal al sur de Buenos Aires a la que se accede por las ruinas de un hospital abandonado en la década de los cincuenta a medio construir y que se llamó así por haber sido tapiada por la dictadura militar (1976-1983) para ocultar la miseria.En "Elefante Blanco", el actor encarna a un sacerdote con gran compromiso social, para lo que conoció a varios "curas villeros" además de leer sobre otros, como el padre Carlos Mugica.Tanto el personaje de Darín como el otro sacerdote protagonista, al que da vida el actor belga Jérémie Renier, viven en el filme un proceso de crisis de fe."Esta película, conocer a los curas ׳villeros׳ y su trabajo, me ha enseñado a dudar de mi falta de fe", explicó Darín que, pese a que señaló que no se ha convertido "de buenas a primeras en alguien creyente", sí indicó que durante el rodaje ha podido entender las razones de otros para tener fe."He empezado a comprender que el aporte que genera para la gente la creencia está relacionado con la vida que te haya tocado vivir, para muchos es la única puerta posible de salvación", aseguró el actor.A Darín el contraste "entre la riqueza de la Iglesia católica y los fieles" siempre le supuso un gran obstáculo para la creencia, aunque tras la experiencia de la película se planteó que no importa "quiénes sean las jerarquías" ya que no hay "nada más importante que la fe de la gente".Conocer el trabajo de los curas "villeros", que trabajan en las zonas más deprimidas, ha sido para el actor una experiencia clave."Me he dado cuenta de que ellos han encontrado un equilibrio y están más próximos a la gente, ya que han decidido vivir de la misma forma que las personas a las que tratan de ayudar", recalcó.A la hora de retratar a estos sacerdotes tan comprometidos, el actor consideró "arriesgado" su trabajo en el filme, ya que acertar "en la nota exacta" de cómo retratar a estos personajes no es "fácil"."Se puede estar cerca y muy lejos al mismo tiempo", aseguró. (EFE)