EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA PY

Carlitos Ortellado: "Gi tomó la decisión de dormir con Ofelia en su habitación y yo con Benicio"

El 8 de junio pasado, el conductor y modelo se convirtió en papá por partida doble. La llegada de Ofelia modificó la rutina familiar. Carlitos revela en exclusiva de qué manera lo hizo.

Los últimos meses fueron de grandes cambios para Carlitos Ortellado. Esta semana, tras 2 años de trabajo en Telefuturo, cedió su lugar al frente de "El Resumen" a Kike Casanova para pasar a conducir "Vive la Tarde" junto a Patty Orué y Nathu González, en el afán de llenar el vacío que dejó el despido de Pitu Willis. El nuevo desafío profesional llegó solo un mes después de un gran cambio en lo personal, ya que al salir del canal, en casa ya no solo lo esperan su esposa y su hijo Benicio sino también la pequeña Ofelia. La nueva integrante de la familia Ortellado nació el 8 de junio pasado y revolucionó la vida del conductor: "Ofe me tomó repleto de actividades, debo admitir que no estoy siendo tan eficiente en casa ya que mis horarios laborales están sumamente recargados. Gi, al entender eso y que debo estar a pleno en el trabajo, desde el día uno tomó la decisión de dormir con Ofelia en su habitación y yo duermo en otra con Benicio así dormimos de corrido. Al amanecer desayunamos y nos preparamos él para ir a la guarde y yo para ir al trabajo, mientras Gi cuida de lleno a Ofelia", revela el nuevo integrante de Vive la Tarde.


Para que a Benicio, de dos años, no le generase celos la llegada de su hermanita, el conductor y Giselle Lesme se dejaron asesorar por profesionales: "Seguimos recomendaciones de amigos psicólogos para generar el encuentro de Benicio y su hermanita en el sanatorio, de tal manera a qué él sea parte de recibirla con nosotros y traerla a casa. Ella, Ofelia, le trajo un regalo a Benicio y todo ese proceso ayudó a que él acepte y entienda que es el hermano mayor. La verdad que ahora le damos el doble de atención a él para que sienta seguridad. De hecho ya tiene el instinto de hermano protector y se desespera cuando Ofe se pone a llorar; corre junto a su mami diciendo 'Tití Eiaaaa, tití Eiaaaa'!"


Si bien con el correr de los días lograron una dinámica diaria que les permite cumplir con todos sus compromisos, Carlitos admite que "ser padre de dos hijos requiere más ayuda, más esfuerzo y más tiempo. Para salir a dar un paseo ya son dos bolsones; pensar y evaluar todo lo que requieren dos niños, tu comodidad y la de ellos. La verdad salís menos luego, ya te concentrás en armar tus espacios en casa para tener el mayor confort posible".


Al preguntarle si esta familia de cuatro integrantes es la definitiva o si tienen la intención de ampliarla más adelante, Ortellado responde: "Si Dios quiere, que así sea, pero con dos estamos más que bien. Somos unos bendecidos, ¿qué más podríamos pedir? Solo salud... Por de pronto solo nos resta disfrutar de la vida que nos toca vivir hoy, por la cual estamos muy agradecidos".