sábado, 08 de febrero de 2014
internacionales

Woody Allen volvió a defenderse de la denuncia de su hija adoptiva

Por medio de una carta pública, el cineasta estadounidense, de 78 años, volvió a negar los supuestos abusos sexuales de los que fue acusado por su hija adoptiva Dylan Farrow.

Woody Allen volvió a negar los supuestos abusos sexuales de los que fue acusado por su hija adoptiva Dylan Farrow, utilizando para ello una carta abierta en el diario The New York Times, lugar donde la joven lo denunció el domingo último.

En el texto publicado, Allen aseguró que quería a Dylan Farrow y que nunca abusó de ella y explica las acusaciones a partir de que Mia Farrow la incitó a odiarlo.

"Por supuesto que no abusé de Dylan. La quería y esperaba que un día entendería cómo había sido engañada (...) y explotada por una madre más interesada en su propia enconada ira que en el bienestar de su hija", escribió el realizador.

"Ser enseñada para odiar a tu padre y hacerte creer que ha abusado de tí -insistió- ha supuesto un daño psicológico en esta adorable joven y Soon-Yi (la actual pareja del director) y yo esperamos que un día entienda quién la ha convertido en realidad en víctima".

En la que anunció como su primera y única declaración sobre el asunto, Woody sostuvo que "nadie quiere evitar que las víctimas de abusos hablen, pero hay que tener en cuenta que a veces hacen acusaciones falsas y eso es también algo terriblemente destructivo".

Dylan Farrow, de 28 años, aseguró en una carta abierta enviada al columnista Nicholas Kristof, hace una semana, que los abusos comenzaron cuando ella sólo tenía 7 años.

Télam