miércoles, 31 de agosto de 2011
primicias

Wanda Nara rompió el silencio: Nadie me llamó para corroborar nada

Tras los rumores de infidelidad que habrían hecho tambalear su matrimonio con Maxi López, anoche, Wanda Nara, utilizó Twitter para referirse al asunto. Y, aunque la rubia no aseguró que los trascendidos sobre la ruptura fueran ciertos, la mayor de las Nara apuntó contra la Revista Caras.

Sin lugar a dudas, la noticia sobre la supuesta separación de Wanda Nara se convirtió en la jornada del lunes en la noticia del día.

Los rumores aseguraban que la rubia estaría en plena etapa de divorcio de su marido, el futbolista Maxi López, luego de que se develara la tapa de la revista Caras con una frase de la rubia: Maxi me decepcionó.

Luego de diseminada la noticia, el padre de Wanda y su abogada, salieron a desmentir los trascendidos que daban cuenta sobre la separación de la hermana de Zaira.

A ésa altura de los acontecimientos, ya se hablaba de escándalo y de una supuesta infidelidad de López, quien habría engañado a su mujer en el departamento de un amigo que vive en el mismo edificio que la blonda comparte junto a Maxi y los hijos de la pareja.

Pero por la noche, Wanda Nara utilizó Twitter para referirse al asunto, disparando contra la publicación mencionada:

No le di nota a Revista Caras. ¡¡No entiendo cómo ni siquiera me mandaron un mensaje preguntándome o dándome la posibilidad de algo!!, escribió Wanda.
 
Y agregó en otros de sus Tweets: Tengo dos bebés y estoy embarazada. Creo que un mínimo respeto, solo una llamada, un mensaje, ¿de dónde sostienen una tapa con semejante titulo?, cuestionó.

Y continuó: Si yo no hablé con nadie de esa redacción, ¿cómo pueden tirar una bomba sin corroborar? No estoy diciendo que no atendí teléfonos, NADIE ME LLAMÓ, concluyó Nara.

Sin embargo y, a pesar de su descargo en la red social de los 140 caracteres, Wanda Nara no aclaró si los rumores fueron ciertos y sólo se dedicó a despotricar el hecho de que nadie habló con ella para confirmar o desmentir los trascendidos sobre su inminente divorcio de Maxi López y los escándalos que finalizaron con destrozos en su departamento y la Ferrari que su marido conduce en Catania.