viernes, 16 de diciembre de 2011
primicias

Violento incidente por una promo de película de terror

Varios sujetos disfrazados de Freddie Krueger, Jason de "Martes 13", entre otros, causaron pánico entre chicos de 5 y 7 años que jugaban en un pelotero de Rosario.

Una violenta pelea se produjo el jueves a la tarde en el parque rosarino Urquiza, provincia de Santa Fe, cuando un grupo de promotores del “Laberinto del terror”, disfrazados de distintos personajes de películas clase B, hicieron su aparición sorpresiva en un arenero colmado de niños de muy corta edad.

La súbita llegada de esos monstruos de cotillón, uno de ellos mimetizado con el famoso asesino serial del film "Martes 13", que blandía una motosierra de verdad en marcha, aunque desdentada, desató pánico entre las criaturas de no más de cinco o seis años de edad, y la ira de uno de los padres, que no dudó en tomar a golpes de puño al joven que emulaba a "Jason".

Todo sucedió poco después de las seis de la tarde. Un grupo de muchachos, veinteañeros, llegaron al parque a bordo de La Merenguita, el tradicional ómnibus que simula ser un tren y que es utilizado para diversos eventos, que quedó estacionado delante del Planetario Municipal.

Al menos tres de esos jóvenes estaban disfrazados de personajes como "Freddy Krueger", el protagonista de "Pesadilla", con su clásica garra; "Jason", de "Martes 13", con su legendaria careta blanca de arquero de hockey sobre hielo y una motosierra de verdad; "El hombre lobo" y otro indefinido, pero con que lucía una máscara de calavera.

La troupe era parte de la promoción del denominado "Laberinto del Terror", que funciona en el Shopping Portal de Rosario. Al parecer, el trabajo del equipo de monstruos rosarinos, consistía en entregar volantes y de paso pegar un buen susto, tarea que quedaba en manos de "Jason", quien accionaba su herramienta mecánica a toda rosca, fingiendo trozar a las pequeñas víctimas que paseaban en ese momento por el parque con sus padres.

Pero todo no quedó allí. Los promotores avanzaron hacia el arenero que está ubicado en el centro del parque, muy cerca de la calesita. El lugar está resguardado por una cerca de metal para evitar el ingreso de animales que ensucien la arena y es utilizado por chicos de muy corta edad. Los "villanos" tomaron por sorpresa no sólo a los niños sino también a los padres.

La escena que se vio fue de pánico. Los chicos, estallando en llanto corrían a buscar a sus padres, mientras eran acosados por "Jason" que hacía sonar la motosierra y amenazaba con descuartizarlos. Uno de los papás entonces reaccionó y se tomó a golpes de puño con ese personaje. Hubo un intercambio de puñetazos, forcejeos y “Jason” terminó revolcado por el césped.

Todo concluyó con insultos de ambas partes, niños abrazados a las faldas de sus padres y algunos ocasionales transeúntes que se acercaban a ver qué era lo que sucedía sin saber bien por qué había empezado. Tras el rosario de agresiones verbales, la gavilla regresó a La Merenguita y emprendió viaje a un punto incierto de Rosario. (A24)