sábado, 09 de agosto de 2014
primicias

Valeria Mazza se confiesa: "No quería ser modelo"

La bellísima rubia se refirió a su vocación filantrópica y la destacó por encima de su carrera profesional en el mundo de las pasarelas.

La top y empresaria Valeria Mazza ejercerá de maestra de ceremonias, junto al periodista Joaquín Prat, de la V edición de la gala benéfica Starlite, que se celebra en La Cantera De Nagueles (Marbella), patrocinada por Ford España. El año pasado, Mazza recibió el premio filantrópico por su labor solidaria. "Es muy lindo sentirse reconocido por algo que me gusta mucho. Es mi verdadera vocación. Con 13 años empecé a trabajar ayudando en la fundación Nuevas Olimpíadas Especiales para personas con discapacidad mental. Estudié terapia ocupacional. Como modelo siempre seguí ligada a este mundo y gracias a la popularidad que me dió la moda he podido colaborar en eventos y organizaciones".

¿Le costó dejar el circuito de la moda?
No, uno va creciendo y cambiando. Te vas acomodando, decidí casarme y tener hijos. En 2005, regresamos a Argentina por los niños y por una cuestión familiar. Descubrí la moda desde otra perspectiva y empecé a generar mi propios productos, perfumes y gafas. En septiembre presento mi quinto perfume, hago dos colecciones al año de gafas de lectura y de sol. También tengo una revista digital Valeriamag.com. Sigo estando vinculada al mundo de la moda. Siempre voy a tener el cartel de modelo pegado en la frente, cosa que llevo con mucha dignidad.

¿Se sabe ya el guión de esta noche?

No he visto nada todavía , ja, ja, ja. Forma parte de mi personalidad de aventurera. Llegué ayer tras 16 horas de viaje y me fui directa a dormir y luego me puse hacer los deberes.

¿Qué vestido ha elegido para esta ocasión tan especial?
Me traje dos vestidos del diseñador argentino Gabriel Lage. Uno color plata bronce y otro rosa tipo salmón. De gala y con muchas piedras.

¿El mundo de las tops ha cambiado mucho?
Antes era un mundo más exclusivo, había que esperar meses para conocer las últimas tendencias de moda y ahora uno puede estar sentado en su casa viendo en directo el desfile. Obviamente, el mundo de las comunicaciones ha influido, la modelo no tiene tiempo de construir una carrera, todo pasa rápido. No aparecen tantos nombres y las marcas prefieren elegir a gente afamada del espectáculo y del deporte para sus campañas.

¿Tiene la familia que siempre habia soñado?
Sí, desde niña me veía casada y con hijos. Disfruto mucho de ellos. Es muy difícil ser padres y educadores, es el desafío más grande de la vida, nadie te enseña. Uno tiene que darles lo que necesitan y además si tienes varios como yo, cada uno necesita algo distinto.

Fuente: El Mundo