viernes, 02 de diciembre de 2011
internacionales

Una mujer asegura ser hija de Elvis

Lisa Johansen, de 43, se declara la verdadera descendiente de Presley y demandó por 130 millones a la familia del cantante por su actitud "hostil".

Lisa Johansen, una sueca de 43 años, afirma ser la verdadera hija de Elvis Presley y presentó una demanda judicial por 130 millones de dólares a los familiares del cantante por difamación y daño moral.

La mujer asegura ser la verdadera descendiente del "Rey del Rock and Roll", obligada a exiliarse en Suecia en 1977 después de la muerte de su padre por temor a ser secuestrada. Según se versión, Lisa Marie Presley es una “impostora”.

Johansen difundió su historia a través de una autobiografía, “I, Lisa Marie”, bajo la condición de hacerse una prueba de ADN tras el lanzamiento. Sin embargo, cuando la publicación llegó a las librerías, Lisa se negó a someterse al análisis y sus editores la demandaron.

Los años pasaron y la mecha del escándalo volvió a prenderse. Durante una visita a Graceland en 1992, Johansen se hizo pasar por Lisa Marie Presley, entró en una habitación privada y tomó algunos objetos, antes de huir cuando empezó a sonar una alarma de seguridad.

A los pocos días del hecho, el abogado de Presley, Martin Singer, envió una carta al representante legal de Johansen, afirmando que la mujer había tenido una "conducta extraña y fraudulenta", haciendo alarde frente al personal de Graceland de su estrecha relación con la familia Presley.

"La extraña obsesión de Lisa Johansen con la familia de mi cliente y sus estrafalarias afirmaciones de ser la Lisa Marie Presley real desgastan completamente la credibilidad de Lisa Johansen", dijo.

Como contrapunto, y unos 19 años más tarde, Johansen presentó una demanda ante el Tribunal de Distrito de Memphis, Tennessee (sureste) el 21 de noviembre.

Maria Skelly, una portavoz de Johansen en Washington, dijo que la familia Presley ha sido "provocadora y hostil", y tuvo acciones intimidatorias con Johansen para que ésta se vaya y no se atreva a regresar con ningún reclamo.

"Ella ha tenido la esperanza de resolver toda la situación en privado dentro de la familia", dijo Skelly. El tribunal no estableció por el momento ninguna fecha en relación al caso. (A24)