martes, 16 de febrero de 2016
primicias

Una familia olvidó a su hija de once años en un peaje en Junín

El grupo paró para ir al baño y al partir dejó a una niña de once años. La policía les avisó cuando los alcanzó. Volvían de vacaciones en la provincia de San Luis.

Un familia se detuvo para ir al baño en el puesto de peaje de la ruta nacional 7 en el partido bonaerense de Junín y al reiniciar el viaje se olvidó de una nena de 11 años, por lo que la policía tuvo que alcanzarla para avisarle del incidente unos 50 kilómetros más adelante, ya en el partido de Chacabuco.
Un jefe policial informó a DyN que el hecho ocurrió en la tarde de anteayer, alrededor de las 15.15, en la ruta nacional 7, a la altura del kilómetro 272, cuando los integrantes de una familia, que viajaban en dos autos, pararon durante unos minutos. Estas personas, oriundas de la ciudad bonaerense de General Rodríguez, regresaban a sus casas tras pasar las vacaciones en la provincia de San Luis. Minutos después, la familia reinició su viaje por la ruta nacional 7 y al llegar a la ciudad de Chacabuco fueron interceptados por la policía, que les notificó que se habían olvidado una nena, de 11 años, en el peaje de Junín, por lo que regresaron a buscarla. La chica, según la fuente consultada, viajaba con su mamá, unos primos y tíos en un Fiat Uno.
Hace un mes, otro hecho similar ocurrió en Brasil, donde un hombre se “olvidó” de su esposa en una estación de servicio de Rio Grande del Sur, en Brasil. El matrimonio volvía de la playa y él decidió parar a cargar nafta. Ella aprovechó para mirar un local de ropa, pero cuando volvió su marido ya había partido. La mujer iba durmiendo en el asiento trasero y el hijo adolescente viajaba en el asiento delantero, conectado a un dispositivo electrónico. El hombre recorrió unos 100 kilómetros sin su esposa en el vehículo, hasta que finalmente regresó. “Fue dramático. Luego de llorar y cuando el vehículo llegó, se dirigió hacia el coche y rompió la puerta del lado de su marido”, relató en aquel momento el agente de la Policía Federal de Carreteras (PRF) David Eisenberg.