viernes, 03 de julio de 2015
primicias

Terrible acusación de la familia de Leo Mattioli contra la ex mujer del cantante

A cuatro años de la muerte del músico, las hermanas continúan sospechando de Marina. Los detalles en esta nota.

A cuatro años de la muerte de Leo Mattioli, las hermanas del cantante, Laura y Marta, parecen no tener paz y no logran sepultar del todo a su hermano. Ambas mujeres ponen en duda la verdadera causa de la muerte del músico y responsabilizan a quien fuera su ex cuñada: Marina.
"Hay un pacto de silencio alrededor de su muerte. Sus músicos no quieren hablar con nosotros. Leo les había contado que estaba descompuesto, que no se sentía bien, pero ellos decidieron no hacer nada y esa noche mi hermano murió. No entiendo por qué tienen miedo", comentó María.
El cantante murió por un paro cardíaco en el hotel Gala, de Necochea, la noche después de dar un show en silla de ruedas. "Pidió que lo llevaran a una clínica, pero nadie se ocupó y terminó el recital a duras penas. Todos sus asistentes estaban al tanto de sus dolores, pero nunca llamaron al médico. Le cerraron la puerta para que descansara y cuando lo fueron a buscar al otro día, estaba muerto", sostuvo.
"La noche en la que Leo murió, los asistentes la llamaron varias veces para comunicarle que su marido no estaba bien. Lejos de preocuparse, ella les dijo que le cerraran la puerta porque seguro se estaba haciendo el gracioso", contaron en Paparazzi.
"No tenía un vínculo sano. Ella sólo lo bancaba por la plata. Marina no quería estar con él, pero quería seguir gozando de los beneficios económicos. Ella se aprovechó de la situación. Y lo dejó morir. Por despecho y para vengarse. Si Marina hubiera dado el ok para que llamaran a la ambulancia, hoy estaría vivo. Pero llegué a pensar que ella misma planificó su muerte", aseguró Laura.
"Leo tomaba muchos medicamentos. Y a Marina le creo capaz de haberle cambiado la dosis para que reventara", concluye su hermana Laura.