viernes, 20 de mayo de 2011
primicias

Susana y Tinelli, con diez puntos menos de audiencia

Ayer se cumplió una semana desde que Susana Giménez regresó al formato diario. Sus mediciones de audiencia no son del todo alentadoras. El lunes comenzó Marcelo Tinelli. Tuvo un rating inicial altísimo. Ayer hizo 10 puntos menos de su audiencia inicial. Un repaso por lo que dejan los grandes conductores de la industria televisiva.

Así como se analiza desde lo artístico y desde la profundidad de un formato televisivo, siempre es bueno bucear por la frivolidad de los números en su estado crudo, tal como se desprenden de las planillas de audiencia.

Los despliegues de producción y los regresos más esperados generan una expectativa que, muchas veces, se diluye con el devenir de los programas subsiguientes.

Sin duda alguna, el gran regreso de Susana Giménez al formato diario fue uno de los más esperados. Así lo evidenció su rating inicial, logrado el jueves pasado, 12 de mayo, donde la diva de la televisión logró un promedio general de 21.8. Si bien no fue lo más visto de la industria, le alcanzó - por lejos - para celebrar.

Sin embargo, el lunes siguiente recibió la primera muestra de lo que puede llegar a ser un año muy difícil en competencia directa, más si se tiene en cuenta que El Trece logró un bloque fuertísimo en el prime time, franja donde se reparte la mayor torta televisiva.

Ese día, la conductora logró un promedio de 15.3 y se ubicó en el tercer lugar de las mediciones, perdiendo por una amplia diferencia contra su rival directo, Los únicos (27.6).

Ya el martes 17, Susana logró una leve mejoría con 16.8, tras un mano a mano con Victoria Vannucci, la invitada que más le rindió durante esta semana. El miércoles tocó su medición más baja, 13.2, casi no entra entre los cinco programas más vistos y la preocupación fue inevitable. Ayer, jueves, al cumplirse una semana de su gran regreso, la conductora tuvo una marca de 14.1, según datos de la medidora IBOPE.

Va cayendo gente al baile

Por el lado del Trece, el gran bastión de pelea de la emisora es Marcelo Tinelli. Con un formato basado en un concurso de baile, el conductor transgrede la pantalla y le da vida propia con su conducción al ciclo más visto de la industria televisiva.

Luego de un año antológico, Tinelli volvió al ruedo tras unas vacaciones de cinco meses y una apuesta fuerte: El Bailando 2011 con Mike Tyson y Pamela Anderson como figuras excluyentes de la temporada.

Con un programa especial, Tinelli volvió a la tevé y logró una medición altísima: 37.1. Arrollador y pocas veces visto, pero tan real como el éxito del conductor.

El martes se produjo el debut del ciclo de baile con una primera performance a cargo de las hermanas Escudero, Silvina y Vanina, y la presencia de Mike Tyson. El envío promedió 33.4 y volvió a ser, por lejos, lo mejor de la pantalla chica.

Sin emisión el miércoles, ShowMatch volvió anoche, jueves, con una emisión grabada donde participaron los populares Pedro Alfonso y Tacho Riera. El envío perdió diez puntos en relación al rating inicial, con cortes programados y grabados el miércoles por la tarde, sin la posibilidad de mover el ciclo de acuerdo al minuto a minuto porque ya estaba todo sellado.

No fue un mal rating, para nada, fue una medición altísima pero coincide, plenamente, con los diez puntos que perdió la otra pata de esta historia, Susana Giménez. Hay una gran diferencia: Susana está más cerca de los diez que Tinelli de los veinte. Los de Telefe deben preocuparse. Los del Trece ocuparse para no perder jueves y viernes lo que logran con los vivos los lunes y martes.