miércoles, 27 de julio de 2011
primicias

Susana Giménez, acosada por un supuesto fanático

La diva de los teléfonos, Susana Giménez, está muy preocupada por la presencia en su domicilio de una persona que dice estar enamorado de ella.Es una persona mayor que se apersona con un ramo de rosas amarillas, tal como le regalaba a la diva su ex pareja Corcho Rodríguez. La crónica de la noticia más fuerte del día.

No es algo aislado. Tiene una frecuencia diaria y por eso Susana Giménez está bastante preocupada. Se trata de un acoso que la conductora recibe diariamente por alguien que dice estar enamorado de ella.

La crónica es la siguiente: Personal doméstico que trabaja en la casa que la diva tiene en Barrio Parque alertó a Susana Giménez por la presencia de un sujeto bastante longevo que diariamente se apersona en el lugar con intenciones de conocer a la conductora de Telefe.

Si bien puede ser algo normal dentro de las persecuciones que reciben los famosos en nuestro país, más aún siendo una figura estelar, la realidad indica que, esta vez, a Susana no le gusta nada lo que viene sucediendo en la puerta de su casa

Según datos que pudo recolectar en exclusiva Primiciasya.com, Susana está asustada y ayer tuvo un encuentro con esta persona que la puso en alerta, reflejó una fuente cercana a la estrella local.

El hombre parece tener bastante plata, es un hombre mayor y todos los días aparece con un ramo de rosas amarillas, añadió la consultada fuente, con un detalle que no es menor: El enamorado de Susana intenta persuadirla como lo hizo Corcho Rodríguez cuando decoraba los amplios ambientes de la vivienda de la rubia con flores de ese color.

Susana está cansada y asustada. Primero se las enviaba a la casa y después, al no tener respuesta, comenzó a ir en persona. No quiere darle las flores al personal y pretende que ella salga a recibirlas, remarcó la persona que ratificó los datos precisos a este portal.

La realidad es que hace un tiempo que viene repitiendo la misma práctica y recién ayer, cuando Susana salió de su casa para ir al odontólogo, pudo toparse cara a cara con el supuesto acosador. ¡Estoy apurada!, le dijo Susana, sabiendo que se trataba de esta persona, con intenciones de ponerle punto final al tema.

Ella no quiere saber nada con el tema, no le gusta ese tipo, lo ve muy raro y con una personalidad oscura, concluyó el relato. Veremos cómo decanta el tema y si ante la exposición pública deja de acosar a la animadora.