viernes, 17 de junio de 2011
primicias

Se terminó el amor entre Maru y Coco: La cocinera lo echó de su revista

Maru Botana echó a su cocinero estrella Coco Carreño, quien asegura que ya no recibe respuesta de la exitosa cocinera. Pese a no compartir la pantalla, la química continuó en otro ámbito, pero hace pocos días aquellos platos sabrosos se rompieron y llegaron los sinsabores.

Siempre se mantuvieron en una buena armonía, combinando los condimentos de la mejor manera, obteniendo el sabor perfecto.

Luego, el fuego de la ambición o la falta de elementos para continuar trabajando por parte de uno de ellos hizo que se separaran al mismo tiempo que un ciclo se terminaba.

La química continuó en otro ámbito, pero hace pocos días aquellos platos sabrosos se rompieron y llegaron los sinsabores.

El relato se refiere a la relación entre Maru Botana y su cocinero Sebastián Agost Coco Carreño. El coequipier de la popular conductora en Sabor a mí fue despedido de la Revista Maru y ya no recibe respuesta de la querida chef.

No te voy a mentir, me hubiese gustado que Maru me llamara, pero eso no pasó, dijo a DiarioVeloz.com Coco Carreño.

A lo que agregó: Yo le mandé un mail, pero todavía no me lo contestó; por ahí no lo recibió. ¿Cuál fue la manera en qué fue despedido? Hace unos días recibió dos llamados de los editores de la publicación.

El primero le comunicó que no lo iban a necesitar más en la publicación, sin explicar los motivos. El segundo llamado intentó aclarar el porqué de la decisión. Nos hace ruido que estés en otro canal, aseguró Coco, que le dijeron desde Revista Maru, consigna el diario Crónica.

Rápidamente, afirmó: Yo sé que me pasé de vereda, pero Maru sabía que yo venía para América. Yo soy un tipo agradecido, sé que Maru fue la que me llevó a la tele, es más, no tengo problemas personales con ella. Pero me sorprendió la manera, sostuvo Coco, que todavía mucho no entiende por qué fue removido de sus dos secciones en la revista, concluyó: Yo nunca seré Maru Botana. No soy un imperio, sólo soy un cocinero. ¿Será una pasada de factura de Maru a su coequipier?