martes, 14 de junio de 2011
primicias

Se realizaron varios homenajes a 25 años de la muerte de Jorge Luis Borges

Sucedió el marco de los homenajes organizados para conmemorar ayer el 25to aniversario de la muerte de Jorge Luis Borges (1899-1986). Los actores Mike Amigorena, Jorge D`Elía y Julieta Cardinali y la locutora Betty Elizalde leyeron poemas del escritor en la Plaza San Martín, mientras en Mendoza se inauguraba un laberinto en honor al autor de "El aleph".

Frente a la torre de Babel, "esta magnífica obra de arte efímera que nos hizo Marta Minujin -presente en el lugar- a todos los porteños y a toda la humanidad porque las fotos recorrieron todo el mundo estamos festejando la palabra de Jorge Luis Borges", dijo el ministro de Cultura de la ciudad, Hernán Lombardi.

"Cuando uno busca en la memoria aparece esa frase que dice `No nos une el amor sino el espanto será por eso que la quiero tanto` y Borges habla de Buenos Aires."

Y recordó que en su libro "Para las seis cuerdas" (1965), "Borges escribe milongas, le gustaba el tango de los inicios".

"Cuando era muy chica lo fui a visitar a la Biblioteca Nacional, en la calle México, porque para mí ya era un ídolo. Después inventé lo de la universidad del fracaso -porque yo creo que el éxito y el fracaso es lo mismo- y de nuevo lo fui a ver para que viniera a hablar sobre el fracaso y me dijo: `El fracaso no existe`", contó Minujín.

La artista plástica consideró que siempre tuvo con Borges "una coincidencia mental, el hecho de haber sido los dos porteños y con la torre de Babel y su relato `La biblioteca de Babel`. Aparte él analizaba el tiempo y yo hago mis esculturas sobre el tiempo relativo, entonces me parece que tengo mucho que ver".

Ahora que llego de Europa, y de haber nacido en la Argentina, me doy cuenta de la importancia de estas ideas, esta torre de Babel no existe en ninguna parte del mundo y Borges tampoco", remató ante el aplauso del público.

A continuación le tocó el turno a los actores que fueron desgranando distintos fragmentos de la obra de Borges, delante de un numeroso grupo de gente que se acercó a escuchar y a contemplar la obra de Minujín, como el complemento ideal para esta celebración.

Por último le llegó el turno al dúo Baraj-Barrueco que con sus milongas suplieron las palabras de Borges escritas en el prólogo de "Para las seis cuerdas".

"Toda lectura implica una colaboración y casi una complicidad. (…) En el modesto caso de mis milongas, el lector debe suplir la música ausente por la imagen de un hombre que canturrea, en el umbral de su zaguán o en un almacén, acompañándose con la guitarra. La mano se demora en las cuerdas y las palabras cuentan menos que los acordes".

En tanto en Mendoza en coincidencia con la inauguración de un laberinto en homenaje a Borges en Venecia, se iluminaba otro gemelo que con un bello diseño de arbustos se encuentra en la finca Bombal, en la ciudad de San Rafael.

"Es un laberinto exactamente igual al de Italia, diseñado por Randoll Coate", relató el director de Cultura, Guillermo Romano.

El laberinto cuenta con unas 1200 plantas de arbustos plantados hace ocho años en un espacio de 100 por 70 metros que crecen año a año en la estancia Los Alamos, de la familia Aldao, en la localidad de Cuadro Bombal, a unos diez kilómetros del centro de San Rafael.

"El diseño es muy bello y tiene que ver mucho con la filosofía y poesía de Borges, quien decía siempre que la vida es un laberinto donde uno a veces no encuentra los caminos pero también está la esperanza de encontrar la salida", apuntó Romano.

El laberinto que se construyó en San Rafael hace ocho años todavía no tiene la altura necesaria, de alrededor de 1.60 metros, pero está en constante crecimiento y ya se puede apreciar el diseño basado en la palabra de Borges, como un libro abierto.

Inclusive, la finca cuenta con un mangrullo en uno de sus costados para poder verlo en altura y así apreciarlo desde una dimensión mucho más clara.

El jardín fue diseñado por Coate, quien lo donó a Camilo Aldao hijo (fallecido en enero de 2004) y éste a María Kodama, presidenta de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges.

La viuda del escritor, a la vez, cedió el derecho de construir el jardín veneciano a la Fundación Giorgio Cini.

Precisamente hoy, según informó la agencia Ansa, Kodama en Venecia afirmó en una rueda de prensa que "Hay quienes adoran los laberintos para poder salir de ellos mientras yo, en cambio, prefiero perderme", al presentar a la prensa internacional el laberinto dedicado a la memoria de Borges.

"Venecia es de por sí un laberinto y a Jorge Luis le gustaba perderse en ese dédalo onírico de calles y canales, admirando esa paz y ese silencio tan típicos de la ciudad", dijo Kodama.  (Télam)