miércoles, 16 de marzo de 2011
primicias

Se estrena la nueva película de Ricardo Darín

Se llama Un cuento chino y es una comedia dramática dirigida por Sebastián Borensztein, el hijo de Tato Bores. La fecha del estreno es el 24 de marzo y el elenco que acompaña al actor está compuesto por Muriel Santa Ana, Ignacio Huang, Pablo Seijo, Iván Romanelli, Vivian Jaber.

Se llama Un cuento chino y es una comedia dramática dirigida por Sebastián Borensztein, el hijo de Tato Bores.

La fecha del estreno es el 24 de marzo y el elenco que acompaña al actor está compuesto por Muriel Santa Ana, Ignacio Huang, Pablo Seijo, Iván Romanelli, Vivian Jaber.

Producida por Pablo Bossi y Juan Pablo Buscarini, y dirigida por Sebastián Borensztein, Un cuento chino es una comedia dramática que se estrenará en cines el 24 de marzo de 2011.

Es la historia del encuentro entre Roberto y un chino llamado Jun que deambula perdido por la Ciudad de Buenos Aires en busca del único familiar que tiene vivo, su tío.

Roberto es un veterano de la Guerra de las Malvinas. Su vida se ha detenido hace veinte años a causa de un duro revés del destino y desde entonces vive recluido en su casa, atrincherado, casi sin contacto con el mundo, hasta que un extraño evento lo despierta y lo trae de regreso a la vida.

Roberto y Jun se encuentran en el momento en que Jun es arrojado a la calle desde el interior de un taxi, luego de haber sido asaltado por el chofer y sus secuaces.

Jun cae justo a los pies de Roberto, y desde ese momento comienza una forzada y extraña convivencia entre ambos, pues Roberto no habla chino y Jun no habla español.

Roberto intenta dejar a Jun en una comisaría y luego en la embajada de China pero nadie lo quiere recibir. A pesar de que Roberto no puede convivir con nadie porque es un ermitaño lleno de manías obsesivas, decide llevarlo a su casa, pues no tiene el coraje de dejarlo abandonado en la calle como a un perro.

Comienza así una convivencia forzada, a la vez que Roberto intenta todo lo que está a su alcance para sacarse de encima a Jun.

La convivencia trae un sinfín de complicaciones para Roberto, lo que genera situaciones de mucho humor durante todo el film.

Pero lo que Roberto ignora, es que ambos están unidos por un extraño destino desde antes de conocerse, y al descubrirlo ambos modifican definitivamente sus vidas.