martes, 25 de agosto de 2015
primicias

Roberto Piazza, después de la operación: “Dios no quiere que me vaya”

Hace una semana, el diseñador fue operado de la vesícula por algunas piedras que complicaban su salud. En charla con este portal, habló del tema y también se refirió a su affaire con el hijo de Mirtha Legrand.

Roberto Piazza, el prestigioso modista, fue internado de urgencia el lunes 17 de agosto por la noche.
El diseñador de alta costura fue operado el martes siguiente. Los médicos le extirparon la vesícula ya que tenía una gran cantidad de “piedras” que complicaban su estado de salud.
Piazza fue dado de alta y ya volvió a su casa, aunque sin hacer mucho esfuerzo. En charla con este medio, declaró: “De vuelta a la vida. Dios no quiere que me vaya todavía, tengo mucho por hacer”.
Cambiando la tónica de la charla, el excéntrico hombre de la moda se refirió al efímero romance que tuvo con el hijo de Mirtha Legrand: “Llegué a Buenos Aires en el 82’, en plena dictadura. La conocí a Mirtha, fue como mi madrina, la quise más que a mi madre. Pero un día fui a un pub y conocí a un tipo más grande que yo. Salimos dos o tres veces y después me enteré que era el hijo de Mirtha”.
“Jamás él me habló de la madre. A lo último sí, porque yo le pregunté. Y Mirtha jamás me habló del hijo, cosa que me pareció rarísima. Ella me dijo una vez: ‘por cada persona que yo te presente, me regalás un vestido’. Lo tengo escrito. Acepté, hago un mea culpa. Ahora me arrepiento porque tuve un desfasaje financiero bastante grosso”, confesó luego.
Mirá la entrevista exclusiva de PrimiciasYa.com.
Agradecimiento: Sergio Fuentes - @SergioElCazador