viernes, 15 de abril de 2011
primicias

Roberto Pettinato volvió a la carga contra Nicolás Cabré

Luego de que el protagonista de Los Únicos amenazó con golpear a su hijo ante las cámaras de televisión, el conductor de Un mundo perfecto le dedicó al actor varias líneas de su clásica columna en el diario Clarín. Nicolás Cabré se peleó con Osvaldito, un personaje busca autógrafos de mi programa Un mundo perfecto. Lo increíble que nadie pudo descubrir si estaba actuando el enojo o no, porque puso la única cara con la que trabajó toda su vida, disparó con ironía el animador.

La disputa entre Roberto Pettinato y Nicolás Cabré comenzó días atrás cuando Osvaldito, personaje humorístico interpretado por Felipe, hijo del animador del ciclo Un mundo perfecto (América), se dirigió hasta Pol-Ka en busca de autógrafos de famosos que trabajan en el lugar.

Allí, en la puerta de la productora de Adrián Suar ubicada en la calle Jorge Newbery, Felipe (en plena caracterización de su personaje) se cruzó con Nicolás Cabré, uno de los actores de la ficción Los Únicos de El Trece.

Osvaldito intentó sin éxito conseguir los trazos del actor que reaccionó de una manera hostil frente a la humorada de los de Petti: No te hagas el piola conmigo porque yo te cago a trompadas de verdad, tiró Cabré mientras tomaba del hombro a Felipe en forma amenazante.

Al día siguiente la reacción del ex integrante del grupo Sumo no se hizo esperar aunque bajando los decibeles: Se va a ir a quejar o va a ir a hablar con Cabré. Yo hablé con él y estaba encantado porque consiguió que le hable Cabré, y continuó diciendo que su hijo es puro amor, tiene la fragilidad del amor. Lo único que hace es coleccionar autógrafos, pero se enfrentó a la bestia.

Pero no todo terminó ahí porque el padre de Osvaldito regresó al día siguiente a Pol-Ka y no pudo encontrar a Cabré, solamente dialogó en buenos términos con Mariano Martínez.

Pero hoy viernes, desde su columna Plop del diario Clarín, Pettinato lanzó un dardo sutil hacia la humanidad del joven actor: Nicolás Cabré se peleó con Osvaldito y lo increíble es que nadie pudo descubrir si estaba actuando el enojo o no, porque puso la única cara con la que trabajó toda su vida.
 
La pelea está más viva que nunca.