martes, 16 de agosto de 2011
primicias

Reunión cumbre: Carmen Barbieri y Marcelo Tinelli fumaron la pipa de la paz

En la tarde de ayer se produjo una reunión cumbre que puede dar que hablar: Marcelo Tinelli invitó a Carmen Barbieri a tomar el té en su casa y, aunque charlaron poco de trabajo, le manifestó su afecto y le aseguró que la sigue considerando su amiga. Carmen en persona le confirmó a Diario Popular la reunión y contó que, fui a tomar el té a la casa de Marcelo Tinelli, charlamos como los grandes amigos que somos y nos dijimos lo mucho que nos apreciamos.

Durante el encuentro, que duró dos horas y media, Marcelo me dijo: ‘Sos mi amiga’, y me manifestó todo su cariño, que es el mismo que le tengo yo, reveló.

Me encantó porque estaba vestido de sport. Le dije que ése era el Marcelo que a mí me gustaba. De trabajo, sólo hablamos un momento, cuando me ofreció que mi hijo Federico baile el año próximo y que yo vuelva a ser jurado, pero le respondí que todavía era pronto, que me dejara pensarlo, explicó.

Por otro lado, aclaró que sigue estando contratada por Ideas del Sur y que ya vamos a hacer algo de lo que él y yo tengamos ganas, pero que se queden tranquilos algunos de los jurados porque no pienso volver este año.

No le robo el asiento a nadie, enfatizó, para considerar, filosa, que cuando sepan que estuve en casa de Tinelli se van a morir porque la envidia mata.

La capocómica contó que terminada la reunión nos pasamos teléfonos y mails y quedamos en estar conectados, tras lo cual me acompañó hasta la puerta del edificio y me dio un abrazo grande.

Quiero aclarar que me siento muy bien, porque tengo una vida linda y el público es maravilloso conmigo en cada lugar que voy. Aunque el ambiente compuesto por colegas malintencionados y periodistas con rencor digan que estoy mal, estoy muy bien y no necesito tratamiento psiquiátrico, aseguró, consigna Diario Popular.

Asimismo, enfatizó que yo marco territorio porque soy una figura y no voy a permitir que se me siga faltando el respeto. Si me tratan o me miran mal, me levanto y me voy, aclaró, en relación a lo que sucedió la semana pasada cuando, tras sentirse maltratada por el periodista Luis Ventura, abandonó el piso del programa Intrusos.

Carmen sostuvo que me invitaron y fui por Jorge Rial, al que quiero y respeto, pero ocupo un lugar y marco territorio. No me gusta que me pisoteen. Estoy pasando un año difícil porque me pegaron mucho. Se metieron con mi hijo, con mi cama, con mi boletería y mi intimidad. No pienso permitirlo más, concluyó.