Lanata, el nuevo Tinelli: picos de 33.4 puntos de rating

Domingo, 21 de abril de 2013 | 23:22

Con su ciclo “Periodismo para todos”, que se emite por El Trece, el conductor logró un rating histórico para un ciclo periodístico. El rebote que tuvo el informe del lavado de dinero influyó en el resultado.

Compartir

Compartir

Sorteando el monólogo inicial que luego fue ejecutado, Jorge Lanata abrió su programa sentado a la mesa de cierta similitud a una mesilla de un bar. Luz galponera sobre su cabeza, el periodista sabía que era su gran momento para devolverle la pelota a todos los que criticaron y pusieron en duda su investigación sobre el lavado de dinero que involucra al ex presidente Néstor Kirchner y a su principal socio, Lázaro Báez.

“Sra. Presidente. Amado Boudou. Millonarios K. Amigos de Olivos. Deben estar todos mirándonos. ¡Qué quilombo se armó! Abrimos una puerta más grande de la que esperábamos. Esto empieza y termina en Lázaro y en Néstor. Fariña y Elaskar son dos partes pequeñas de este tema. Uno es valijero y el otro el dueño de una cueva. Y esta semana, los dos, con ayuda del gobierno y de algunos programas protagonizaron el festival del arrepentido. Lo frivolizaron y lo pusieron en duda”, dijo el periodista sin vacilar ni un segundo y con el ceño fruncido, lo que denotó cierto enojo en su relato.

“En este programa casi no hablamos de Karina Jelinek y de Iliana Calabró. No somos un programa de chimentos. Lamento lo que pasa en la familia Calabró. Lo que le pasa a Juan Carlos a quien respeto y a Marina, quien frente a los hechos, se permitió dudar en cámara. Yo quiero ayudarlos a que lo vean. Con calma. En un rato vienen todos los papeles. Tenemos más papeles que una escribanía. Todo lo que dijimos en el primer programa es cierto y lo podemos probar periodísticamente. No pretendan que seamos jueces. Para eso está la justicia que bastante la boluda se hace. Esta semana me pusieron a discutir credibilidad con dos lumbres Fariña y Elaskar. No somos alumnos de TEA sin experiencia”, agregó.

Durante su envío, Lanata presentó los documentos originales de la sociedad registrada en un paraíso fiscal en Panamá a nombre de familiares de Lázaro Báez. En esa conexión queda muy comprometido el esposo de Iliana Calabró, Fabián Rossi.

SGI Argentina, la empresa local cuya oficina en Puerto Madero era nombrada como “La Rosadita”, tiene como representante en Panamá a Rossi. SGI es una financiera que manejó – según el informe – la fortuna y el lavado progresivo de plata.

El programa tuvo una gran repercusión de audiencia y alcanzó picos de rating de 33.4, un número histórico para un programa periodístico, lo que marca a las claras del interés de la sociedad por ver la ampliación de los documentos sobre la denuncia de lavado de dinero proveniente de sobrefacturaciones de obras públicas en Río Gallegos.


Dejanos tu comentario