lunes, 16 de mayo de 2011
rating

Rating: Debutó El puntero en El Trece y le ganó a CQC

Anoche se estrenó El puntero, el nuevo unitario protagonizado por Julio Chávez y Luis Luque.La ficción obtuvo un promedio general de 17.8 puntos de rating y venció con amplitud a CQC.

Anoche El Trece estrenó el unitario El puntero protagonizado por Julio Chávez, Luis Luque, Gabriela Toscano y Rodrigo de la Serna.

El primer capítulo del unitario producido por Pol-Ka obtuvo un promedio general de 17.8 puntos de rating, según difundió hoy la empresa Ibope.

Estos fueron los cuartos de audiencia de la ficción: 23:15 (19.7), 23:30 (18.6), 23:45 (18.0), 00:00 (16.7).

El primer capítulo logró vencer con amplitud a Caiga Quien Caiga en Telefe que promedió 12.5 puntos.

El Gitano (Chávez), un puntero político que conoce como nadie su municipio y, gracias a su carisma y trabajo, controla a los más de diez mil votantes que viven allí. Pero en la actualidad, El Gitano siente que la política no le ha devuelto todo lo que él dio a lo largo de treinta años de militancia; el reconocimiento tarda en llegar y él no puede soportar la espera.

Mientras tanto, sigue adelante con sus principales tareas: obtener el mayor apoyo para Iñiguez (Moreno), el Intendente. Pero organizar una movilización y demás tareas de militancia política requieren de más de una persona, por eso El Gitano, como todo puntero, cuenta con dos personas de confianza: Levante (Luque), su fiel amigo, un hombre parco y muy tranquilo pero capaz de hacer temblar a todos cuando se altera y Lombardo (Rodrigo de la Serna), quien se encarga de las movilizaciones y de las tareas menos pensantes.

En pos de su carrera política, El Gitano ha postergado su vida privada. Tiene poco tiempo para ocuparse de su madre, Antonia (Fugazot), que le reclama más presencia y más dinero y de su hija Libertad (Blanco), una casi treintañera desencantada y enojada con las actividades de su padre.

También, por la política ha perdido a su gran amor: Clarita (Toscano), una ex funcionaria comunal a la que conoció en los tiempos en que la política, para él, era una utopía. A pesar de confiar en sus buenas intenciones, Clarita no está de acuerdo con métodos de El Gitano, por eso decide dejarlo, aún sabiendo que es el hombre de su vida.

Ahora, El Gitano quiere ser intendente de su ciudad y está convencido de que, a pesar de la mala imagen que tiene entre los Jefes Comunales, su gente no va a fallarle cuando lance la candidatura. Pero Iñiguez no está dispuesto a dejar la intendencia así como así. Por esta razón, el Gitano deberá enfrentarse a enemigos e intereses políticos.