lunes, 01 de agosto de 2016
Stranger Things

Quién es la niña que acapara la atención en Stranger Things

Con tan sólo 12 años, Millie Bobby Brown se come a todos sus compañeros de reparto en la nueva serie de Netflix.

El pasado 15 de julio, Netflix volvió a ser el centro de atención. El estreno mundial de la serie 'Stranger Things' no pasó desapercibido: una historia de fantasía y suspenso con interminables referencias a los grandes éxitos de los años 80, desde 'E.T., el extraterrestre' hasta 'Alien'. El frikismo y amistad de sus protagonistas recuerdan a los mejores momentos de 'Cuenta conmigo', y el sector adolescente de 'Los Goonies' tiene en esta serie un claro reflejo. Sin embargo, todas las miradas se centran en ella: Once (Eleven en la versión original). ¿Quién se esconde detrás del personaje que ha robado todos los focos en estas últimas semanas?

La pequeña actriz nació en 2004 en territorio español, concretamente en Marbella, aunque poco recuerda de aquellos primeros años. Sus padres y ella vivieron durante un tiempo en el sur de España, pero pronto volvieron a su lugar de origen: el Reino Unido. Allí, una joven Millie Bobby Brown comenzó a labrarse un futuro como actriz, aunque no fue hasta 2013 cuando la cadena ABC le dio su primer papel en televisión. Fue en la serie 'Érase una vez en el País de las Maravillas', donde interpretaba a la versión joven de Alicia. Sólo participó en dos episodios, pero fue el comienzo de muchos otros proyectos.


Mucho más protagonismo tendría en la serie 'Intruders' al año siguiente, una serie en la que se buscaba la inmortalidad invadiendo cuerpos de otras personas. Con el papel de Madison O'Connell, uno de los principales de la historia, la joven actriz hizo más amplio su camino hacia el éxito, que por el momento está reservado a las series de televisión. Tras pasar por algunos capítulos de Navy: investigación criminal, Modern Family y Anatomía de Grey, llegó el papel que le ha dado la fama en todo el mundo. El que la ha hecho convertirse en el personaje favorito de todos en una serie donde es difícil tener favoritismos.

En declaraciones para el diario El Mundo, la actriz confesó que el hecho de tener que raparse el pelo fue un obstáculo duro de superar. Ante la oposición de sus padres, Millie encontró una inspiración: la Imperator Furiosa. Los propios creadores de la serie, los hermanos Duffer, le enseñaron al personaje de Mad Max: Furia en la carretera para enseñarle que era un look rompedor. En vista del éxito, se habla de nuevas temporadas para Stranger Things, en las que la actriz espera estar. "Espero mantenerme con vida, y si lo consigo, ser más mala y más loca que nunca. Creo que voy a ser un caso mental y no me preocupa que me quite tiempo para hacer otras producciones. Estoy totalmente centrada en esto", confesaba para el diario español.

Fuente: Fotogramas