viernes, 18 de agosto de 2017
TERRIBLE

Yanina Latorre: "Mis hijos no pueden más y yo apenas puedo con mi vida"

La panelista se refirió a la reaparición pública de su marido y confesó estar muy abrumada por la situación que está viviendo junto a su familia por la nueva embestida de Natacha Jaitt.

Este viernes, horas después de que surgiera la voz de una ex empleada doméstica señalada como la presunta nueva amante de Diego Latorre, se presentó en Intrusos para hablar de todo.

"No es justo todo este precio que estoy pagando. Cometí un error y me hago cargo, pero todo muy despiadado. Sentía que se me venía todo el mundo encima. Cuando el tema se hizo público, tomé conciencia de lo que había hecho y me cayó la ficha. A veces uno se deja llevar y comete algún exceso.", fueron algunas de las declaraciones del comentarista en el ciclo de América.

Pero luego de la aparición en tv de su marido, Yanina Latorre le concedió un móvil a Este es el Show y se mostró destrozada de verdad ante este nuevo ataque de Jaitt.

"Son meses difíciles, la verdad que llegué a un punto que me harté del hostigamiento, del ensañamiento, de la obsesión que hay conmigo. Ya venía explotando, estoy muy cansada y mis hijos no la están pasando bien", expresó.

"Esto me salvó la vida, porque desde que estoy en el Bailando por lo menos estoy toda la tarde acá ensayando con Carlitos y con Vero, la paso bien, y me mantiene ocupada, no sé qué sería de mí sin el Bailando. Tener tanto laburo me salvó, porque si no estaría tirada en una cama", dijo luego.

"Yo sé que Diego estuvo en la tele, yo no lo vi, no sabía que iba a estar, y no estoy en desacuerdo. Todos creen que soy una mente macabra, que lo encubro, yo no lo domino tanto como todos creen, yo apenas puedo con mi vida", comentó.

"Mis hijos no pueden más, y esto no está siendo fácil. Hoy con mis hijos vivimos un cuadro espantoso a la mañana que no voy a contar, ellos tienen mucha vergüenza y yo creo que esto llegó a un límite. Tienen que parar, porque mi marido no es un asesino, y no lo estoy justificando, esto se convirtió en una burla y él no es tampoco un corrupto o un hijo de puta. Me cagó a mí y a nadie más y yo decido qué hago con eso, pero se están cagando en una familia. Y aunque digan lo que digan esto es una familia y hay seres humanos, y no la estamos pasando bien", sentenció.

"Me cansé que digan que uso esto para la previa, ¿ustedes se creen que yo puedo usar algo así para una previa?", tiró luego.

"No quiero estar tirada en una cama, yo no quiero llorar, me encantaría estar parada con él cagándome de risa de todo", confesó.

Luego, habló de la empleada de la discordia: "La conozco, trabajó en mi casa dos fines de semana, era la empleada de una amiga mía, una persona que no vino más y ni siquiera tengo su teléfono. No pasó más de eso chicos, no pasó más nada, nunca me llamó. En mi casa hay más de una persona que trabaja, nadie se puede acostar con una empleada en mi casa sin que no lo veamos", detalló.

"Mi marido tampoco es un monstruo, ni yo soy una loca. Vivimos en familia, está siempre mi mamá, está Rosa, que es la persona que vive conmigo", lanzó, para luego retomar el tema de su situación personal.

"Hace tres meses que me están enloqueciendo, que aguanto guardias, agresiones todo el tiempo, no aguanto más. Hay un ensañamiento, una agresión hacia mí...".

Mirá!

Embed