miércoles, 14 de diciembre de 2016
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Viviana Colmenero y el drama de los manteros: "Hay represión y persecusión"

La ex Gran Hermano contó los detalles de lo que vive en la Avenida Cabildo debido a las medidas del Gobierno. "Queremos pagar impuestos y que no nos estigmaticen", comentó a este medio.

Viviana Colmenero es una de las protagonistas de la situación que se vive en este país con respecto a los comerciantes que utilizan mantas en la vía pública para vender su mercadería.

La ex Gran Hermano dialogó con este medio y contó el drama que vive con sus compañeros vendedores con la llegada de este Gobierno.

"Esto lo hago desde hace 3 años, nos denominan manteros... En este caso, ponía mi manta en la Avenida Cabildo junto a varios vendedores. Somos todos mini-emprendedores, no importa si compramos el collar armado lo armamos nosotros. Compramos mercadería en los mayoristas dentro de un presupuesto chiquito y eso lo revendemos. No existe la categoría, pero sería una mini empresa", detalló.

Sumó a su testimonio: "No está prohibido, porque sino nos llevarían presos. Tampoco se puede hacer una contravención. Usamos un pedacito de vía pública. Queremos pagar impuestos. El comerciante existe mucho antes de que se haya regularizado el comercio. Es una fuente de trabajo".
"No quiero que nos comparen con algo que es ilegal, como por ejemplo los arbolitos. Hay abuso por parte del Gobierno de la Ciudad. Desde que asumieron que tuvieron la decisión política de erradicar a los manteros".
Viviana subrayó: "Ponen a todos en la misma bolsa. Quizá en Avellaneda había alguna que otra persona que invirtió y puso 3 o 4 mantas, pero nada tiene que ver con los otros manteros. Le hicieron creer al pueblo que todos somos mafia y eso me indigna. Nos están estigmatizando".

En un fragmento de su relato, detalló una situación para nada agradable que les tocó vivir: "Venían tipo SWAT o patotas del espacio público. Viene una camioneta amarilla del Gobierno y le arrebatan la mercadería a un senegalés o a un discapacitado. Tenemos que juntar todo rápido y se arruina. Consideramos que nos están robando. Ellos afirman que tienen derecho a confiscar la mercadería, pero no es verdad".

Para completar, confesó: "Hay represión, hay persecución... Se la agarran con nosotros porque somos vulnerables socialmente. Con esa excusa, nos demonizan. No tenemos la culpa que los comercios paguen una barbaridad de impuestos y es totalmente mentira que nos van a reubicar".