miércoles, 17 de mayo de 2017
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Tamara Pettinato: "Fui acosada dos veces y por eso, me compré un gas pimienta"

La actriz dialogó con este portal sobre la decisión que tomó para sentirse más protegida en la vía pública, luego de sufrir dos episodios desagradables hace un tiempo. Además, manifestó su visión sobre el acoso callejero a las mujeres.

Tamara Pettinato forma parte de la gran mayoría de mujeres que sufrieron acoso callejero en algún momento de sus vidas, ya sea con un piropo, un bocinazo o algo más avanzado como lo que vivió la hija del conductor.

En diálogo con este medio, Tamara contó: "Son hechos que me pasaron hace mucho, siete u ocho años. Me tomé un taxi y el tipo, cuando estaba llegando, puso el espejo para que vea que se estaba masturbando. Es un tipo de degenerado que no es el que te viola, no estaban trabadas las puertas, me bajé y me fui".

"Encima era de la compañía con la que trabajábamos en la radio. Llamé a la empresa, el pibe que me atendió se rio y ahí quedó. No se me ocurrió hacerle la denuncia, había menos información sobre qué se podía hacer. No me violó, no me tocó... ¿qué le van a hacer? Podría haber averiguado quién era el tipo.
Está bueno que hoy en día, con las noticias que vemos en todos lados, podría haber hecho algo más", agregó la actriz.

Y siguió contando su historia y cómo se defiende frente a la violencia machista que existe en la vía pública: "A los 12 años me crucé a un tipo que se abrió el saco y estaba en bolas. Conté el método que uso. Me compré el gas pimienta para tener algo en la cartera. Desde chica nos pasan estas cosas. Una aprende a defenderse entre nosotras".
"Si una amiga se toma un taxi sola, anoto la patente. Muchas cosas que tenemos naturalizadas, pero no están bien. Esto fue siempre así y ahora está cambiando. No soy militante feminista ni nada de eso, soy un ser humano que me protejo como puedo".
Amplió: "Estamos en desventaja con respecto a los hombres. Si te cruzás a un tipo, te puede hacer lo que quiera. Hasta el año pasado tenía una navaja en la cartera. Nunca tuve que usarla. Tampoco sé si usaría el gas pimienta, pero es tener una herramienta para defendernos".

Para completar, Tamara se refirió al movimiento feminista que crece día a día: "Me parece que está bien que las mujeres nos podamos defender y exigir la igualdad que no existe desde que nació el ser humano. Tampoco el extremo de odiar a todos los hombres o generalizar, pero hoy tenemos más posibilidades de expresarnos y ser escuchadas y hay que usarlo".