sábado, 17 de enero de 2015
"RELATOS SALVAJES" AL OSCAR

Szifron: "Para el destino de la película el premio a veces no importa tanto"

El realizador de la exitosa película, Damián Szifrón, reunió a la prensa el viernes por la noche para hablar de la candidatura del film a los Oscar. Estuvieron presentes varios protagonistas.

Damián Szifron junto a parte del elenco de su exitoso filme "Relatos salvajes", así como la presidenta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Lucrecia Cardoso, expresaron su felicidad por la reciente candidatura al Oscar a mejor película de habla no inglesa, de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, lauros que se entregarán el próximo 22 de febrero.  
El panel, en el que también participaron el productor Hugo Sigman, Rita Cortese, Julieta Zylberberg y Oscar Martínez, tuvo como ausentes con aviso Ricardo Darín y Erica Rivas, en Mar del Plata con “Escenas de la vida conyugal”, Leonardo Sbaraglia con ensayos, Osmar Núñez en teatro con "Tetosterona", y Dario Grandinetti con compromisos ineludibles, entre otros.
“Relatos salvajes” está compuesto por seis episodios que giran alrededor de las decisiones, o reacciones, incluso físicas y extremas, de un grupo de personajes que tienen mucho que ver con usos y costumbres de hombres y mujeres en los complicados tiempos que corren, donde a veces se renuncian a los límites de la convivencia y hasta de la ética, con o sin razón, todos excedidos.
Primero fue la presencia en Cannes, donde estuvo en la competencia oficial y fue aplaudida en vivo y elogiada por la crítica del mundo, siguieron más premios y finalmente el estreno en Argentina, donde en cinco meses en cartel lleva vendidos 3.5 millones de tickets, un éxito que se repite en América latina y en Europa, en España por ejemplo acercándose al millón de espectadores.
Una treintena de cámaras de TV, además de más de medio centenar de periodistas acompañaron la reunión en la que todos tuvieron la palabra, y muchas veces apelaron al humor para explicar la sensación que tuvieron al enterarse de que el filme era finalmente candidato, para el caso de Szifron, en una playa cercana a Pinamar donde está de vacaciones junto su familia, Oscar Martínez, que comentó los cientos de llamados que recibió desde que en los medios difundieron la buena nueva.
A “Relatos salvajes” le tocará competir con filmes cuyos títulos tienen una sola palabra, como “Timbuktu”, del maliense Abderrahman Sissako por Mauritania, el ruso y ciertamente peligroso a la hora de los premios por su sesgo político “Leviathan”, de Andrey Zvyagintsev, que viene de ganar el Golden Globe en el mismo rubro, “Tangerines”, de Zaza Urushadze, por Estonia y finalmente el polaco "Ida", de Paweł Pawlikowski, la única del grupo, además de la de Szifron, estrenada en la Argentina.
Szifron, autor de “El fondo del mar” y “Tiempo de valientes”, y en TV de éxitos como “Hermanos y detectives” y “Los simuladores” no es de los cineastas que hacen bandera con su cine y se exponen públicamente en busca de algo más que reconocimiento: es un cineasta joven y obsesivo que muestra el rigor con que trabaja en sus obras, que encuentran, cada vez más, el difícil equilibrio entre arte e industria.
Sigman destacó el "grupo humano excepcional que se formó desde que nació el proyecto" y subrayó la forma de trabajo mancomunada que "dio la posibilidad de trabajar de una manera fuera de lo común, un trabajo en equipo sensacional", y agregó que también fue sustancial la colaboración que desde el principio tuvieron de las autoridades del Incaa en especial por la gestión realizada en Cannes, donde la película tuvo un punto de partida excepcional" para una película de presupuesto inusual para la Argentina.
Sigman también destacó el "placer que fue trabajar con El Deseo, la productora de los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar y Ester García, que fue la productora delegada aquí durante el rodaje, así que fue ética, moral y profesionalmente, todo el grupo humano de esta película excepcional", mientras recibía un mensaje emocionado de la parte española en su teléfono móvil.
"Hay muchos factores que seguramente confluyen para que una película como esta quede entre las cinco candidatas, pero mi película viene de dar buenas noticias, primero en Cannes y después en todo este recorrido tan rápido, un montón de festivales en donde se vió, las nueve nominaciones a los Goya, y sobre todo la enorme respuesta del público. Cuando algo así se produce no se lo puede ligar a un elemento. Creo que hay un elenco espectacular, y cada vez que vuelvo a verlo descubro algo nuevo", aseguró.
"Creo que la película convocó a mucha gente talentosa, desde los productores hasta Gustavo Santaolalla autor de la música, los técnicos, actores secundarios, creo que es eso, y acá hace mucho que no filmaba, desde el 2006, y creo que todo eso se combino en un resultado que ahora vemos", aseguró el director, que también se refirió con elogios a los Almodóvar, dijo no tener, por ahora, en mente una segunda parte, no obstante si escritos muchos episodios, incluso uno que sería la continuación del protagonizado por Cortese.
"En Cannes la película no ganó ningún premio pero no se si hay una gran diferencia con ganarlo: desde que se anuncian las películas que participan, se proyectan,las ve toda la gente, salen las críticas, hay un gran trayecto, y de las películas premiadas muchas veces nadie se acuerda. Con los Oscar creo que pasa lo mismo, Para el destino de la película el premio a veces no importa tanto. Hay muchos clásicos que no ganaron nada y hay otras que ganaron todo, pasaron dos años y nadie se acuerda. Dejo de pedir, lo que pedí, hasta acá, se cumplió", concluyó Szifron.
Télam