jueves, 13 de agosto de 2015
sin pelos en la lengua

Ronnie Arias: “La tele me hinchó las pelotas"

Entrevistado por un ciclo radial, el conductor y periodista confirmó que bailará junto a Verónica Ojeda  en la “salsa de a tres” de Bailando por un sueño. Además, se refirió al presente de la televisión en nuestro país.  

Ronnie Arias dialogó con La Once Diez/Radio de la Ciudad y contó aceptó la propuesta de Verónica Ojeda para bailar juntos en ShowMatch.
“La última vez que bailé fue cuando se presentó Piano Bar en el Luna Park con Charly García”, contó, y agregó: “No tengo nada que perder, solo tengo para ganar”. “Voy a ir a cagarme de risa”, arrancó a contar.
“Este año da placer. Me ofrecieron el oro y el moro para que fuera al Bailando, durante años, y siempre dije que no”, reveló, para luego añadir, respecto del jurado: “Me voy a enfrentar a las Brujas de Eastwick. Son un aquelarre”, destacó.
Luego, habló de la situación de la televisión actual: “La tele me hinchó las pelotas. Es muy pedorra, muy berreta, hay muy poca cosa para hacer, todo da pena. Lo que tiene éxito es porque le pusieron plata”.
“Yo no sé si es la economía, la falta de nuevas ideas, la falta de formatos o la falta de presentadores, porque los presentadores que vemos en la televisión dejan mucho que desear”, agregó..
En este sentido, dijo que en Entre caníbales “la culpa la tiene Natalia Oreiro, porque ella es una gran comediante y resuelve muy bien lo dramático en el cine, en cambio en la ficción la gente no la quiere ver sufrir en televisión, o la quiere ver sufrir por poco”.
“El camino era sobreactuar, como las grandes actrices de telenovela, o tratar de hacer como Juana Viale en Malparidas, que era nada, le dijeron que no hiciera ningún gesto”, alegó, y sostuvo que “la nueva Natalia Oreiro, con el triple de talento, es Lali Espósito”.
Más tarde, criticó a La mesa está lista al sostener que “lo de El Trece, lo de Paoloski, es un papelón” porque “no saben para donde van” y destacó que “está muy bien lo que está haciendo Rozín” en Telefe, con Morfi, todos a la mesa.
Sobre el ciclo de Susana Giménez: “El año pasado era una vergüenza. Daba pobre, daba estudiantina”.
“Susana tiene que hacer otra cosa, con lo bien que le fue con Piel de Judas”, reflexionó, e indicó que “debería hacer una comedia, con buena guita, producida por quien sea”.
Por último, finalizó con una opinión sobre la personalidad de Ojeda: “Es una piba de barrio, relajada y tranquila”.