domingo, 27 de septiembre de 2015
IMPORTANTE RECONOCIMIENTO

Ricardo Darín fue premiado en el Festival de cine de San Sebastián

El argentino fue elegido como mejor actor por su actuación en la película "Truman". Se llevó la Concha de Plata junto a su colega Javier Cámara.

El 63º Festival internacional de Cine de San Sebastián finalizó con el muy justificado triunfo de “Sparrows” (“Gorriones”), del cineasta islandés Rünar Rünarsson, que se alzó con la Concha de Oro a Mejor Película, mientras que Ricardo Darín y Javier Cámara compartieron el premio a mejor actor por “Truman", coproducción entre Argentina y España de Cesc Gay.
 
Javier Cámara se lo dedicó “a toda la gente que está pasando un mal momento y sobre todo a la que acompaña a esa gente. Y también a mi amigo Ricardo Darín, que me ha hecho tan fácil este camino… ¡Me lo ha hecho tan fácil!”, concluyó.
 
Tras saludar en vasco y sortear una broma de Cámara, Darín dijo: “Es un placer renovado estar en este festival, donde siempre me he sentido tan bien tratado. Estoy muy honrado con este premio, feliz que se haya decidido de esta forma distinguirnos a los dos, porque en una historia como ésta no se puede prescindir el uno del otro”.
 
El actor argentino agregó que “Cesc nos ha regalado la oportunidad no solo de crecer como artistas sino como personas. Te lo agradezco Cesc”, y puso énfasis al hablar de “un elenco maravilloso” y de “una historia que nos toca un poco a todos”, aseguró.
 
Tras dedicarle este premio a su esposa Florencia Bas, quien lo acompañaba en la velada, Darín dijo haber leído hoy en en una red social un mensaje de un joven acerca de filme que decía: “Con 23 años fui a ver una película sobre la muerte y creo que aprendí todo sobre la vida”.
 
La palabras de apertura de la velada estuvieron a cargo de Aitana Sánchez Gijon, quien leyó un texto en el que se piden modificaciones con respecto a la situación que viven los inmigrantes y refugiados en Europa así como condiciones dignas para ellos y garantizar que "puedan trabajar en forma legal y recibir educación, así como iniciar una nueva vida".
 
Otros premios importantes para la Argentina fue el de Horizontes Latinos, para “La patota” (aquí exhibida como Paulina), coproducción con Brasil y Francia, de Santiago Mitre, remake del filme homónimo de Daniel Tinayre de 1960, esta vez con Dolores Fonzi, el titulado Otra Mirada, de RTVE y el Ezae (Asociación de Salas de Cine de Euzkadi) de la Juventud, con más de 200 jurados, es decir tres reconocimientos.
 
“Muchas gracias por este premio”, dijo Mitre en el escenario apropósito del primero en recibir, el de RTVE y agregó que “…Es un premio muy importante y se lo dedico a Paulina, que es Dolores Fonzi, la protagonista y actriz perfecta que supo transmitir todo, valiente y sensible, y a mi madre, porque es especialista en temas de inclusión y fue una inspiradora en este tema.
En Horizontes Latinos hubo, además, dos menciones especiales para “Desde allá”, de Luis Silva, por Venezuela y México, y “Te prometo anarquía”, de Julio Hernández Cordón, por México y Alemania.
Argentina recibió otros reconocimientos, a saber a el Premio Feroz, de la crítica española a "Truman", de Cesc Gay, el Premio Sebastiane Latino a “Mariposa”, de Marco Berger, mientras que el corto "Nueva Vida", del boliviano Kiro Russo, presentado por la Universidad del Cine, el del XIV Encuentro Internacional de Estudiantes de Cine y el del Foro de Coproducción Europa-América Latina 2015, para “La omisión”, de Sebastián Schjaer, totalizando así ocho reconocimientos,tres de los cuales fueron para "La patota", el filme de Mitre.
 
La Concha de Plata a Mejor director fue para Joachim Lafosse, por “Le chevaliers blancs”, quien dijo estar muy orgulloso de su película, y que “las políticas de ayuda humanitaria deben hacerse a través de los estados y no solo a través de organizaciones privadas”, en referencia al tema, basado en un suceso real, que pone en la mira en su filme.
 
El Premio Especial del Jurado fue para el filme franco-español-belga “Evolution”, de Lucille Hadzihalilovic, filme que también recibió el destinado a Mejor Fotografía, en este caso a Manu Dacosse, mientras que la Concha de Plata a mejor actriz fue para la cubana Yordanka Ariosa, coprotagonista de “El rey de La Habana”, por España y República Dominicana, del catalán Agustí Villaronga, a quien agradeció “como artista y como persona”.
 
El Premio del Jurado a Mejor Guión fue para los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu por “21 nuits avec Pattie”, quienes coincidieron en compartir el premio con los actores de su filme. Hubo Mención Especial del Jurado para la coproducción entre Uruguay y España “El apóstata”, de Federico Veiroj, que también recibió el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci).
 
“Volver aquí siempre es un lujo y a toda la gente que hizo posible que yo esté aquí presentándola, y en especial al inspirador, protagonista de la película, Alvaro Ogalla que espero lo conozcan pronto, dijo Veiroj.
 
En la sección Nuevos Directores, el premio fue para “Le nouveau/The New Kid”, de Rudi Rosemberg, por Francia y hubo dos menciones especiales para “Drifters”, de Peter Grönlund, por Suecia, y “La vida sexual de las plantas”, de Sebastián Brahm, por Chile.
 
El Premio del Público fue para “Himumachi Dairy”, de Hirozau Kore-Eda, por Japón, mientras que el Premio del Público a Película Europea, fue para “Shan He Gu Ren”, de Jin Zhang Ke.
 
El Premio Cine en Construcción, ya anunciado anteayer, fue para la producción franco-brasileña “Era O Hotel Cambridge”, acerca de los “Sin Techo”, del centro de San Pablo, hecha dentro de un edificio ocupado.
 
Hubo más lauros, como el Premio Cooperación Española que fue para “La tierra y la sombras”, de César Augusto Acevedo, por Colombia, Chile, Paises Bajos y Francia, el premio de la oficina católica Signis para la producción georgiana “Moira”, de Levan Turberidze, entidad que también concedió una mención especial a “Amama”, de Acier Altuna, del País Vasco, por España.
 
El filme estadounidense “Freeheld”, de Peter Sollett, que aborda el tema de la igualdad de derechos recibió el Premio Sebastiane 2015 y a la vez el de la Asociación de Donantes de Sangre de Gipuzcoa, a la solidaridad, mientras que el Premio Tokyo Gohan Film Festival fue para “Noma, my Perfect Storm, de Pierre Deschamps, por Dinamarca y Reino Unido. Finalmente, el Premio Irizar al Cine Vasco fue para "Amama", de Asier Altuna, por España. (Télam)