martes, 13 de junio de 2017
¿escándalo en puerta?

Polémica por el pedido de Florencia Peña sobre la Trombofilia

La actriz asegura que muchas mujeres se quedaron sin tratamiento contra esta enfermedad, pero desde la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Hematología (SAH), la desmienten.

En su cuarto mes de embarazo, Florencia Peña compartió en Instagram una foto de su panza y la acompañó con un contundente descargo sobre el petitorio por la Ley de Trombofilia.

"Tengo Trombofilia. Todas las mañanas me inyecto Heparina. Sin eso mi bebe no puede vivir. Mi obra social me cubre todo el tratamiento. Pero hay mujeres que no tienen acceso a una obra social y pierden a sus bebés. La Ley se votó unánimemente por todos los bloques. El año pasado se vetó. Muchas mujeres quedaron sin tratamiento. Necesitamos la ley YA. Para que no se pierdan más embarazos.¡¡ IGUALDAD PARA TODAS!!", escribió junto a una imagen donde se la ve con una jeringa en la mano y muestra su pancita con visibles moretones originados por los pinchazos..

En este marco, José Manuel Ceresetto, dialogó con Clarín y negó las declaraciones de la actriz: "El Plan Materno Infantil, que tiene cobertura nacional, ofrece el 100% de cobertura a todas las mujeres embarazadas. Con el test de embarazo positivo yo le doy a mis pacientes que tienen trombofilia -tengan o no obra social- la heparina de bajo peso. No importa en qué parte del país estén, ni si tienen una obra social, una prepaga o si tienen PMI", sostiene el profesional.

"Desde el ácido fólico, el hierro para la anemia o medicamentos mucho más caros como la heparina de bajo peso están cubiertos al 100% por el PMI y no hay nada que impida recibirlo. Todas tienen acceso al medicamento. No se necesita tener una prepaga cara", afirma el médico, que es jefe del Servicio de Hematología del Hospital Británico.

"Si la mujer accedió al diagnóstico y tiene indicación médica de ese tratamiento, la ley la ampara: ya existe una ley que hace que sea obligatoria la provisión de toda la medicación que necesite, desde una aspirineta hasta medicación mucho más compleja", apunta en la misma línea Ceresetto.