viernes, 01 de mayo de 2015
Emotivo momento

Periodista de “Desayuno Americano” contó una fuerte historia de su vida

Esta mañana en el programa que conduce Pamela David por América, Adrián Pallares se quebró al contar la valiente decisión de sus padres cuando eran adolescentes. Video.

Un proyecto para despenalizar el aborto fue presentado hace unos días por 70 diputados de diferentes bloques en la Cámara de Diputados y generó polémica.
En los fundamentos del proyecto, los legisladores advirtieron que en Argentina se estima que abortan en forma clandestina más de 500 mil mujeres al año y manifestaron que eso "demuestra que la penalización de esta práctica resulta inútil".
El proyecto, que fue presentado originalmente en 2005 y había perdido estado parlamentario, está firmado por la presidenta del bloque del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, y varias legisladoras de esa banca, entre ellas Adela Segarra, Mónica Gutiérrez, Diana Conti, Mara Brawer y Adriana Puiggrós.
Lo cierto es que esta mañana, mientras se debatía el tema en Desayuno Americano con Pamela David (América) a raíz de la historia de Nadia Terazzolo de Gran Hermano 2015, quien confesó que había quedado embarazada, su novio la llevó de viaje, pararon en Bolívar a tomar algo y luego se durmió y amaneció en Mar del Plata entre gasas y algodones, tras haber abortado, el periodista Adrián Pallares contó la decisión que tomaron sus padres cuando eran adolescentes y se enteraron que esperaban un hijo. "Mis papás tuvieron el valor de tenerme a los 16 años", dijo, al borde del llanto, el panelista.
“Mi mamá se quedó embarazada a esa edad, hoy se quieren mucho, y decidieron siendo adolescentes tenerme. Hay mucha gente que le pasa esto y se asusta. Hay padres que no los apoyan y encima deciden hacer algo que le puede perjudicar a esa mujer y que maten a ese niño”, agregó.
“Hoy estoy acá porque dos pendejitos de 16 y 17 años que se amaban mucho decidieron seguir adelante pese a todo y me tuvieron. Quiero aclarar que mis viejos nunca me dijeron que se tuvieron que casar por mi culpa, que podría haber pasado alguna vez, pasa que cuando uno es chico empieza a hacer cuentas. Además, es algo natural en mi casa, mis papás se conocen desde los 11 años, fueron juntos a la primaria y era como lógico que iban a terminar juntos. La verdad que no es algo que hablo, no sé si mis amigos lo saben", finalizó.