lunes, 02 de noviembre de 2015
señales de vida

Pampita reapareció en las redes sociales tras el escándalo de los audios

En plena crisis por su separación y el material que se hizo público en Intrusos, la modelo compartió, en Twitter, la carta que la psicóloga y periodista Liliana Hendel envió al diario Perfil.

En el marco del escándalo ocasionado por los audios difundidos por Jorge Rial en Intrusos, Pampita decidió salir del ostracismo cibernético para compartir una la carta que la psicóloga y periodista Liliana Hendel envió al diario Perfil, por la cual asegura que Pampita está sometida a una "violencia mediática", y “que la pelea íntima de una pareja de famosos no es sorprendente, que Perfil la replique sí”, dice la mujer.
Aquí, la carta completa:
"Rial, Pampita y el silencio de los buenos:
Es pública mi posición en relación a algunos temas y la crítica constante y pedagógica en la que insistimos quienes planteamos que un periodismo ético e inclusivo es posible.
La RIPVGAR- red de periodistas con visión de género en Argentina -señala permanentemente el desconocimiento de colegas y medios en general , acerca de cuestiones elementales como los derechos humanos de las mujeres ,que no somos un grupo vulnerable sino la mitad del universo muchas veces vulnerado.
Que Jorge Rial publique la pelea íntima de una pareja de famosos no es sorprendente, que Perfil la replique sí. Colabora en la difusión de una nota que lejos está de ser lo que muchas personas entendemos por periodismo, que no solo no aporta sino que hace daño, vulnera los principios de respeto a la intimidad y hace un show mediático de alta exposición de un tema personalísimo donde además están involucrados los hijos menores de edad que miran la tele y podrán ser objeto de miradas burlas y comentarios allí donde estén.
No se registra el mismo entusiasmo para temas donde lo íntimo debería ser público, no leo que estén preocupados ,los medios y colegas que se pliegan a hacer añicos la intimidad del matrimonio famoso ,porque los hijos de Andrea Vázquez están impedidos de estar con su mamá desde hace tres años, sin ninguna razón. Ni siquiera cuando se hizo público que el más pequeño de apenas 6 años  tiene un tumor del que su papá a cargo a pesar de estar denunciado, no se ocupa. Karina Abregú carece de recursos fue despedida  de su trabajo mientras estaba internada, vive en la indigencia mientras el varón que la quemó está libre y maneja su auto con el que insiste en matarla.
Organizaciones de periodistas que se muestran preocupados por la ética y el buen trato sin embargo no han expresado su enérgico repudio El silencio de las buenas gentes siempre es peligroso. No conozco a Pampita ni a su familia, permítanme expresar públicamente mi solidaridad y el rechazo a llamar periodismo a la violencia mediática disfrazada, quienes publican y quienes replican tienen la misma responsabilidad. El daño evitable no se repara.
 Lic Liliana Hendel
psicóloga periodista
Coordinadora  RIPVGAR"